Monterrey

Nuevo León a tiempo de evitar aumento de problemas visuales

Señala especialista que cuidar la salud visual es tan importante como proteger cualquier otra parte del cuerpo y el deterioro de la visión supone una enorme carga económica para los sistemas de salud del mundo.

El crecimiento de los casos de diabetes en Nuevo León (NL) podría generar una situación complicada en la salud visual de los regiomontanos, si no se corrige esta situación adoptando nuevos estilos de vida, señaló Marco Antonio Cantero, médico oftalmólogo miembro de la Sociedad Mexicana de Oftalmología.

“Nuevo León enfrentará una situación delicada de problemas visuales, si consideramos que el 90 por ciento de personas con diabetes tipo 1 tendrá problemas visuales después de 20 años y el 60 por ciento de tipo 2, pero estamos a tiempo de corregir esta situación adoptando estilos de vida saludables que impacten la salud visual, evitando problemas irreversibles”, advirtió Cantero,

En el marco del Día Mundial de la Visión, que se conmemora este 14 de octubre, el especialista dijo que en NL al menos 14.8 por ciento de la población padece diabetes, según la última Encuesta Estatal de Salud del Estado, misma que señala que como mínimo el 74 por ciento de éstos accede a un tratamiento. Además, 3 de cada 10 neoleoneses mayor de 20 años vive con diabetes.

Señaló que cuidar la salud visual es tan importante como proteger cualquier otra parte del cuerpo y el deterioro de la visión supone una enorme carga económica para los sistemas de salud del mundo, datos del Organización Mundial de la Salud (OMS), calculan que los costos anuales debidos a la pérdida de productividad asociada a deficiencias visuales por miopía y presbicia no corregidas ascienden a 244 mil millones de dólares y 25 mil 400 millones de dólares, respectivamente.

Cantero dijo que los principales padecimientos visuales que se presentan en México son cataratas, retinopatía diabética y edema macular diabético, y que el confinamiento derivado de la pandemia, llevó a todos a estar más tiempo frente a la computadora, el teléfono celular y la televisión, afectando primordialmente vista y llevando a muchos a presentar fatiga ocular que se manifiesta con dolores de cabeza, cuello, ojos irritados y cansados.

De acuerdo con el Primer Informe Mundial sobre la visión de la OMS (octubre 2019), al menos dos mil 200 millones de personas tienen deficiencia visual o ceguera, de los cuales mil millones pudieron haberse evitado o no han recibido atención, por afecciones como miopía, hipermetropía, glaucoma y cataratas.

El especialista dijo que durante el confinamiento aumentaron los casos de miopía en niños, sequedad en ojos, fatiga visual, conjuntivitis, además de un aspecto que pocos toman en cuenta y que es el uso de la careta para prevenir el contagio de Covid-19, ya que el aire de la nariz y boca que va cargado de bacterias que salen hacia arriba, lo que puede conducir a padecimientos como orzuelos, blefaritis, conjuntivitis o herpes en los ojos.

Además, pasar mucho tiempo frente a las pantallas provoca que se deje de parpadear, y esto a su vez, resequedad ocular, lo que causa su enrojecimiento y dolor, por ello la principal recomendación es descansar la vista siguiendo el plan de 20-20-20, que es mirar a 20 metros de distancia, cada 20 minutos, durante 20 segundos.

En cuanto al tema de cataratas, el especialista indicó que en México más de 400 mil personas presentan esta afección que es la primera causa de ceguera que se puede curar.

A nivel mundial, según la OMS el costo de atender los errores de refracción y las cataratas no tratados se estima en 24, 800 millones de dólares.

Señaló que lo más importante es que se pueden prevenir con medidas tan sencillas como acudir a una revisión ocular periódica, hacer ejercicio, proteger los ojos del sol, evitar fumar y beber, consumir vitamina C y E, así como mantener una distancia de al menos 30 cm de las pantallas de la computadora y la televisión.

El especialista médico comentó que es importante concientizar a las personas sobre la salud visual, ya que los ojos son los encargados de procesar el 90% de la información que se recibe. Se debe prestar mucha atención a la salud visual y no dañar la vista con prácticas como lentes sin la graduación adecuada o sin protección solar, utilizar maquillaje caducado, frotarse los ojos cuando se mete un objeto extraño, entre otras.

Finalmente, Cantero recomendó acudir con el oftalmólogo una vez al año, sobre todo cuando se padece diabetes o hipertensión, con el propósito de prevenir y/o atender problemas de retinopatía diabética y glaucoma, pues se estima que 11.9 millones de personas en el mundo tienen una deficiencia visual moderada o grave o ceguera, cuyo costo estimado de prevenir la deficiencia visual en estas personas habría sido de 32, 100 millones de dólares, esto constituye una costosa carga personal y social por no haber prevenido oportunamente.