Monterrey

ANEI revela que la política económica del Banco de México es ultraconservadora

Gabriel Casillas, directivo de Banorte, reconoció que es necesario realizar cambios a las regulaciones mexicanas y lograr avances para que se respete el Estado de Derecho, para destrabar el crédito.

En el foro “El desarrollo económico de las Pymes y el crédito en México”, la Asociación Nacional de Empresarios Independientes (ANEI), calificó al sistema bancario de México como “enano”, dado que no se arriesga a otorgar préstamos, lo que inhibe el crecimiento de las micro, pequeñas y medianas empresas.

El fundador de la ANEI, Fernando Turner Dávila, sostuvo que “A pesar de que el sistema bancario en México es muy rentable, Banxico prefiere una banca “enana” que ha demostrado ser minúscula y que en el sistema financiero mexicano arrastra un problema de fondo que son las altas tasas de interés, la escasez continúa de crédito y de capital que frena a las Pymes.

“Es una banca que representa el 25 por ciento del PIB, ridículamente pequeña, para un país que tiene la pretensión de ser un país desarrollado. El problema es un problema de sistemas y de mitos”, dijo.

Señalo que “la política de Banxico es ultraconservadora, con una política fiscal restrictiva, con una política monetaria restrictiva, esta es la razón por la que este país no está creciendo. Además, si los bancos tienen pánico a un riesgo sistémico y mejor no prestan. Asimismo, enfatizó que parece que el “Banxico prefiere una banca que no preste, que no se arriesgue”.

Durante el mismo foro, Gabriel Casillas, directivo de Banorte, reconoció que es necesario realizar cambios a las regulaciones mexicanas y lograr avances para que se respete el Estado de Derecho, para destrabar el crédito.

Casillas, también expresó que una de las tendencias muy claras es la falta de demanda de crédito, por un lado las medianas y grandes empresas no están utilizando las líneas de crédito disponibles y por otro, los bancos han restringido sus políticas de financiamiento a las Pymes, sobre todo a sectores que no son tan sólidos.

Por su parte, Fernando Luna, presidente de la ANEI, expresó que las Pyme se asustan con las elevadas tasas de interés que les ofrecen los bancos, comparadas con las que premian a las grandes empresas.

“Las Pymes sufren el día a día para conseguir crédito refaccionario, de capital, por qué esas diferencias en tasas de interés entre los pequeños y grandes empresario”, cuestionó.

Además, advirtió que esa situación ha generado un mercado de usura del crédito, en el cual las Pymes tienen acceso a créditos con un mayor riesgo.