Monterrey

Y en los efectos de corto plazo, los costos de operación complican más al sector

Si el impacto negativo que registró el segmento de oficinas por las medidas tomadas para contener los contagios del Covid-19 metió en dificultades financieras a los inversionistas.

Si el impacto negativo que registró el segmento de oficinas por las medidas tomadas para contener los contagios del Covid-19 metió en dificultades financieras a los inversionistas, el alza en los costos de operación vino a complicarle más esta situación, indicaron especialistas del sector.

“En el segmento ya traíamos un problema de espacios previo a la pandemia y ésta vino a agudizarlo más, al provocar la desocupación de espacios de oficinas, entre otras cosas la implementación del home office”, indicó Sergio Reséndez, director regional de Colliers Monterrey.

“La pandemia vino a reventar la burbuja del segmento, ahora los desarrolladores están analizando que van a hacer, porque van a tener un problema serio de flujo, de aumentos de costos, ya que aunque el edificio no esté lleno los costos fijos son los mismos, además todos los insumos están creciendo demasiado por la inflación y esto es un problema para los inversionistas”, agregó

Explicó que la disponibilidad está creciendo a niveles que nunca se habían visto, por lo que el sector tiene un problema serio, así que los desarrolladores de oficinas van a tener que pensar mucho que hacer como plan emergente.

“El sector inmobiliario es un sector de largo plazo, y de que se va a recuperar se va a recuperar, vamos a regresar de manera diferente, pero varios desarrolladores van a quebrar, pues van a tener problemas para pagar los intereses de sus créditos por falta de flujo y esto va a servir para ordenar el mercado, saldrán los improvisados y quedarán solo los institucionales”, agregó.