Monterrey

Deja contrabando a Pemex con menos mercado

Una modalidad es través de robos en buques cargueros en el Golfo de México y luego introducidos con permisos de importación falsos.

En el primer trimestre del año, las ventas de gasolinas en el País cayeron 26.6 por ciento respecto al mismo periodo de 2019, de acuerdo con un análisis del Clúster Energético de Nuevo León que sobre cifras oficiales de la Secretaría de Energía y Pemex.

Lo anterior representa que en ese periodo se dejaron de vender 2 mil 725 millones de litros.

En ese lapso, la economía cayó 4.1 por ciento, una de las mayores bajas en la actividad en los últimos años con excepción de la crisis de 1995 cuando la economía llegó a caer hasta 3.7 por ciento en el segundo trimestre de ese año respecto a 2 años antes, pero en ese lapso las ventas de gasolina en volumen bajaron solo 3.9 por ciento.

Esto significa que ante la baja en actividades económicas similares ahora la baja en el volumen vendido de gasolinas fue superior, incluso en marzo de este año las ventas de gasolina cayeron 8.6 por ciento anual aún y cuando indicadores como la actividad industrial subió 1.5 por ciento.

Los indicadores de movilidad analizados a través de las aplicaciones de Apple denotan que en las principales ciudades del País como Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara las actividades de los conductores llegaron a caer hasta 21 por ciento anual en el primer trimestre del año, pero analizados de manera mensual mostraron una fuerte recuperación, incluso pasaron a terreno positivo a partir de marzo con un crecimiento promedio anual de 19.7 por ciento, lo que denotaría un mayor consumo de combustibles, situación que no se ha reflejado en los datos oficiales.

Esta diferencia es atribuible al contrabando de combustibles donde se estima una merma de unos 23 mil millones de pesos para las finanzas públicas por medio de los impuestos que se dejan de pagar que podría alcanzar unos 40 mil millones de pesos, coinciden empresarios del sector.

“El contrabando sigue y a pesar de que se prometió combatirlo, crece día con día. A Nuevo León llegan todos los días pipas con gasolina y diésel de contrabando sin que la autoridad haga algo”, censuró un empresario propietario de gasolineras que pidió el anonimato.

La disminución en la actividad económica a lo largo del año pasado no se reflejó en un menor volumen importado de combustibles privados, al contrario crecieron a ritmo de dos dígitos a tasa anual.

Parte de las modificaciones de las recientes reformas a la ley de hidrocarburos están enfocada a restringir los permisos de importación para reducir el contrabando.