Mercados

Regresan las presiones sobre los Bonos M, registran su mayor aumento en seis meses

En tanto que en los Cetes, los aumentos se concentraron en las emisiones de 91 y 175 días.

En la subasta de valores gubernamentales de esta semana las presiones alcistas se concentraron en el rendimiento que pagan los Bonos de Desarrollo a tasa fija (Bonos M) que en esta ocasión registraron su mayor avance de los últimos seis meses.

De acuerdo con los resultados publicados por Banco de México (Banxico), este martes el rendimiento de los Bonos M a plazo equivalente de 3 años subió 46 puntos base en comparación con su resultado de cuatro semanas antes, para quedar en 6.68 por ciento anual, su mayor nivel desde el registrado en la subasta de enero de 2020 cuando se colocaron en 6.80 por ciento anual.

El fuerte ajuste de la tasa primaria de los Bonos M se atribuyó a un ajuste a las condiciones actuales en el mercado de dinero, que de acuerdo con una nota de análisis de Casa de Bolsa Banorte, “la zona de 3 años en la curva de Bonos M ha acumulado ajustes de +57pb desde septiembre”.

Las presiones en las tasas de largo plazo se dieron en el contexto de presiones generalizadas en tasas gubernamentales lideradas por los recientes avances de los rendimientos de los bonos del Tesoro (Tresuries) de EU.

Solo en lo que va de octubre, el rendimiento del bono del Tesoro a 3 años pasó de 0.49 a 0.59 por ciento anual.

Por su parte, en los Certificados de la Tesorería (Cetes) se moderaron las presiones alcistas en sus rendimientos y este martes solo se concentraron en las emisiones de 91 y 175 días.

Para los Cetes a plazo equivalente de 3 meses, se asignó la totalidad de lo subastado a un rendimiento promedio ponderado de 5.23 por ciento anual, esto es, 8 puntos base superior a su tasa de asignación de la subasta anterior.

Con este avance, la tasa de 91 días alcanzó su mayor nivel desde la registrada a finales de mayo de 2020 cuando se fijó en 5.28 por ciento.

En lo que respecta a los Certificados de 6 meses, fijaron su rendimiento en 5.60 por ciento tras un aumento de 6 puntos base en comparación con su nivel previo y con esto alcanzaron su mayor nivel desde la subasta del 21 de abril de 2020 cuando se colocaron al 5.92 por ciento anual.

Por su parte, los Cetes a plazo equivalente de un año se mantuvieron sin cambios en 6.09 por ciento anual, en tanto que la única baja se registró en los Cetes de 28 días, al pasar de 4.81 a 4.79 por ciento anual.

Las tasas de interés aún tienen margen para mayores avances, toda vez que el mercado está descontando que en lo que resta del año el banco central realice 2 avances más de 25 puntos base en su tasa de referencia, aunque algunos analistas anticipan que podría observarse un mayor ajuste hacia el cierre del año ante el aumento estacional de los precios en diciembre.

De acuerdo con los analistas de Citibanamex, estiman que el periodo de alzas de Banxico terminará hacia septiembre de 2022, reduciendo las expectativas originales de marzo de 2023 cuando se diera fin al actual ciclo de aumentos en la tasa objetivo.

En el resto de las emisiones subastadas, la tasa real de los Bonos denominados en Unidades de Inversión (Udibonos) de 30 años se fijó este martes en 3.39 por ciento, nivel 4 puntos base menor a la registrada en la subasta del 13 de septiembre, en tanto que en la primera subasta de Bonos de Desarrollo indexados a la TIIE a un día (Bondes F) de 5 años se fijó una sobretasa de 20 puntos base sobre la TIIE a un día, que este día se fijó en 4.75 por ciento anual.

AUMENTA LA DEMANDA EN CETES Y BONDES

En la subasta de esta semana se registró un mayor interés de los inversionistas para adquirir Cetes, al aumentar su demanda 8.0 por ciento en comparación con lo registrado la semana anterior, al totalizar las posturas de compra 110 mil 948 millones de pesos.

El mayor aumento en la demanda se registró en los Cetes de 343 días, que en esta ocasión repunto 42.3 por ciento al sumar posturas de compra por 20 mil 940 millones de pesos.

Por su parte, para la compra de Certificados de 28 días se registró un incremento de 14.5 por ciento al presentarse una demanda de 26 mil 353 mil millones de pesos, en tanto que para los títulos de 175 días se reportaron requerimientos de compra por 32 mil 586 millones y subió 6.5 por ciento.

La única reducción se registró en la demanda de los Cetes a 91 días, que en esta ocasión fue menor en 9.6 por ciento al totalizar 31 mil 68 millones de pesos.

Para la primera subasta de Bondes F de 5 años, los inversionistas presentaron una demanda de 7 mil 960 millones de pesos, monto que fue 3.98 veces superior a lo ofertado por la autoridad. Si se compara con la demanda presentada en la última subasta de Bondes D al mismo plazo, la demanda fue mayor en 11.3 por ciento.

En lo que respecta a la demanda presentada para los Bonos M de 3 años, los inversionistas presentaron una demanda de 14 mil 311 millones de pesos, monto 4.5 por ciento menor a lo registrado cuatro semanas antes, en tanto que para la compra de Udibonos de 30 años se registraron posturas de compra por 2 mil 138 millones de Udis (equivalente a 14 mil 849 millones de pesos), monto inferior en 8.0 por ciento a lo registrado en la subasta del 13 de septiembre.