Mercados

Peso resiste y apunta ligerísimos cambios de cara al Paquete Económico 2022

La moneda mexicana se depreció 0.05 % de acuerdo con datos de Bloomberg.

El peso operó entre alzas y bajas, dentro de un rango pequeño de negociación, cuando los mercados accionarios apuntaron un saldo general negativo, el dólar subió ligeramente, las monedas de mercados emergentes cedieron y  los rendimiento de bonos gubernamentales operan predominantemente a la baja.

De acuerdo con datos del Banco de México, la moneda mexicana se depreció 0.05 por ciento y cotiza en 19.94 unidades por dólar.

El tipo de cambio tocó un máximo de 19.98 pesos por dólar.


En ventanilla bancaria, el dólar se cotiza en 20.40 unidades, según datos de Citibanamex.

El índice dólar, que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de 10 divisas, sube 0.12 por ciento a los mil 146 puntos.

Sobre el presupuesto a publicarse, el equipo de análisis económico de UBS señaló en un documento de análisis,  que no se espera que el presupuesto 2022  incluya innovaciones fiscales mayores. Incrementar la eficiencia fiscal y perseguir la evasión fiscal corporativa probablemente seguirán siendo la estrategia clave de las autoridades para cumplir la promesa de austeridad.

“Seguimos en la opinión de la poca probabilidad de que ocurran desbalances fiscales mayores en el futuro cercano. Aun así, la confianza del gobierno en fondos fiduciarios para ingresos, su creciente gasto social, y la deuda de PEMEX, sugieren que esta posición no puede mantenerse en el largo plazo. Más temprano que tarde, México necesitará encontrar nuevas fuentes recurrentes de ingreso fiscal”,

La fortaleza relativa del peso hoy desafiaba un desfavorable entorno externo en medio de un aumento del dólar y  una caída de las acciones estadounidenses; el real brasileño y la lira turca que perdieron más de 1 por ciento, lo que afectaba mucho los desempeños del resto de las monedas de mercados emergentes. Los swaps de tasas TIIE caían entre 1 y 2 puntos básicos a lo largo de la curva, en línea con un peso resiliente y la caída en los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos. La curva descuenta alrededor de 64 puntos base de alzas de tasas para el resto de 2021, cuando quedan tres reuniones del banco central para este año.

Morgan Stanley, Citigroup y Credit Suisse Group advirtieron a los inversionistas  sobre las perspectivas de las acciones estadounidenses. Citando “riesgos descomunales” para el crecimiento hasta octubre, Morgan Stanley redujo drásticamente las acciones estadounidenses a infraponderadas y las acciones globales a la misma ponderación.

Con la variante Delta que continúa desacelerando el regreso a la normalidad y los debates políticos en Washington se estancan, el caso alcista es cada vez más difícil de lograr. Citigroup dijo que las posiciones alcistas en las acciones estadounidenses actualmente superan en número a las bajistas en 10 a 1, lo que significa que cualquier corrección podría amplificarse rápidamente.

Los mercados estarán buscando señales de cuándo podría iniciar el tapering y de la opinión del Banco Central respecto al último reporte del mercado laboral.

Dado que las perspectivas de crecimiento se ven sometidas a una presión cada vez mayor, los inversionistas de renta variable mundial están ocupados eliminando algunos riesgos de la mesa. Durante la noche, el índice MSCI Asia Pacific cayó un 0.1 por ciento mientras que el índice Topix de Japón cerró un 0.8 por ciento más alto, con el repunte impulsado por la decisión del primer ministro japonés Yoshihide Suga de dimitir de forma efectiva. En Europa, el índice Stoxx 600 cayó ya que los operadores se mantuvieron cautelosos antes de la decisión del BCE de mañana. Los futuros del S&P 500 apuntaban a un movimiento a la baja en la apertura, el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años estaba en 1.355 por ciento, el petróleo subió y el oro subió ligeramente.