Mercados

Rendimientos de valores gubernamentales comienzan junio con bajas en todos los plazos

Las mayores reducciones se observaron en los Bonos M y en los Udibonos

En la subasta primaria de esta semana, el rendimiento de los valores gubernamentales mostró bajas en todos los plazos ofertados, haciendo a un lado la volatilidad que podría generar las elecciones del próximo fin de semana.

De acuerdo con información del Banco de México (Banxico) las cuatro emisiones de los Certificados de la Tesorería (Cetes) registraron sus mayores bajas en casi cuatro meses, cuando las expectativas del mercado habían descontado la última reducción de la tasa de política monetaria del banco central.

Este martes, la mayor reducción se observó en los Cetes de 364 días al registrar una baja semanal de 9 puntos base para quedar con un rendimiento de 4.78 por ciento anual, le siguió en importancia la disminución registrada en los papales de 182 días, que en esta ocasión quedaron en 4.44 por ciento anual, tasa menor en 6 puntos base en comparación con su nivel registrado siete días antes.

En lo que respecta a las emisiones de 28 y 91 días, esta semana reportaron reducciones de 5 y 4 puntos base, respectivamente, al reportar rendimientos ponderados de 4.02 y 4.14 por ciento anual, en el mismo orden.

Las bajas también se extendieron a las emisiones de largo plazo, siendo el rendimiento de los Bonos de Desarrollo a tasa fija (Bonos M) a plazo equivalente de 10 años los que registraron la mayor reducción de esta subasta, al reportar una disminución de 14 puntos base frente a lo registrado seis semanas antes para quedar en 6.54 por ciento anual.

Por su parte, la tasa real de los Bonos de Desarrollo denominados en Unidades de Inversión (Udibonos) de 3 años registraron una reducción de 12 puntos base en su tasa real, para quedar en 1.32 por ciento anual.

Finalmente, la sobretasa de los Bonos de Desarrollo a tasa variable (Bondes D) se mantuvieron sin cambios por segunda semana consecutiva.

En la emisión de 350 días de los Bondes D pagarán 11 puntos base sobre el rendimiento de los Cetes 28 días, en tanto que en los instrumentos de 3 años se mantuvo en 17 puntos base y para los instrumentos de 5 años quedó en 21 puntos base.

El comportamiento de las tasas de interés de esta semana comenzaron a reflejar un cambio en las expectativas en torno a la política monetaria del Banco de México, que de acuerdo con las expectativas de casa de bolsa Banorte el ajuste está en línea “con la reciente baja en el descuento de alzas de Banxico”.

De hecho, en una nota de análisis de Citibanamex sobre las últimas minutas de Banxico, destacan que “las minutas refuerzan…que no se anticipan movimientos en las tasas en el corto plazo” ya que las mayoría de los miembros consideran el carácter temporal de las presiones inflacionarias e incluso “al menos un par de miembros sugieren que la tasa de política monetaria debería permanecer baja mientras sea necesario”.

DEMANDA SE CONCENTRA EN EMISIONES DE CORTO PLAZO

En la subasta de esta semana se observó una mayor preferencia de los inversionistas por los Cetes de corto plazo.

De acuerdo con el banco central, la emisión de 28 días registró un incremento semanal de 18.8 por ciento al totalizar 21 mil 914 millones de pesos, esto es, superó en 4.4 veces lo ofertado por la autoridad.

Por su parte, las posturas presentadas en los Cetes de 91 días subieron 7.2 por ciento frente a lo registrado siete días antes, al totalizar 21 mil 972 millones de pesos, monto que cubrió 3.0 veces lo convocado por Banxico.

Por el contrario, la emisión de Cetes que registró una mayor caída en su demanda fue en los papeles de 364 días, que en esta ocasión totalizó 26 mil 846 millones de pesos, esto es, 14.4 por ciento por debajo de lo reportado la subasta anterior, en tanto que en los instrumentos a plazo equivalente de 6 meses cayó 2.0 por ciento al totalizar 34 mil 441 millones de pesos.

La demanda presentada en los Cetes de un año superó en 2.3 veces el monto subastado, en tanto que en los papeles semestrales fue de 2.6 veces.

En lo que respecta a los Bondes D, su demanda alcanzó los 23 mil 815 millones de pesos, esto es, 26.5 por ciento superior a lo registrado la semana anterior, impulsado por un aumento en las posturas de compra en las emisiones documentadas a 350 y mil 92 días.

La demanda en los Bondes D de un año alcanzó los nueve mil 355 millones de pesos, aumentando 86 por ciento en comparación con lo registrado dos semanas antes, en tanto que en los instrumentos a plazo equivalente de 3 años ascendió a ocho mil 200 millones y subió 26.3 por ciento; por su parte, en los instrumentos de 5 años se registró una baja de 14.2 por ciento, al totalizar los seis mil 260 millones de pesos.

Por su parte, en los Bonos M de 10 años se registró una reducción en su demanda de 8.9 por ciento al superar los 15 mil 375 millones de pesos, en tanto que en los Udibonos de 3 años las posturas de compra cayeron 43.8 por ciento, al totalizar los 855 millones de Udis (equivalente a cinco mil 823 millones de pesos).