Mercados

Predominan las bajas moderadas en los Cetes, a la espera del dato sobre inflación

El rendimiento de los Bonos M a 30 años alcanzó este martes su mayor rendimiento en un año.

El rendimiento primario de los Cetes comenzó el segundo trimestre con un comportamiento mixto, aunque predominaron las bajas en la víspera de la publicación del dato de inflación correspondiente a marzo.

De acuerdo con información del Banco de México (Banxico) las emisiones de Cetes de 28 y 91 días reportaron reducciones de 1 y 4 puntos base respectivamente, para fijar sus tasas en 4.07 y 4.12 por ciento anual.

Con los valores alcanzados por los Cetes de corto plazo en la subasta primaria de esta semana se estima que sus tasas reales bajaron a 0.30 y 0.35 por ciento anual.

Por su parte, los Certificados de 364 días registraron una baja de 5 puntos base para fijar su tasa en 4.65 por ciento anual. Con este nivel, el rendimiento real de estos instrumentos llegó a 0.86 por ciento anual.

El único aumento fue para la emisión de Cetes a 182 días, el cual registró un alza de sólo 1 punto base para quedar en 4.34 por ciento anual. Con el ajuste reportado este martes, el rendimiento de los Cetes de 6 meses acumula un aumento de 33 puntos base en las últimas siete subastas.

En cuanto a su tasa real, esta semana se estima que llegó a 0.56 por ciento anual, su mayor nivel desde el 11 de febrero cuando pagó una tasa real de 0.64 por ciento anual.

El comportamiento de las tasas de interés primarias aún “descuenta condiciones de restricción monetaria por parte de Banxico en el futuro”, ya que si bien en su último comunicado Banxico finalizó su ciclo de baja en tasas, el mercado comenzó a descontar alzas en la tasa de referencia de de 24 puntos base para el tercer trimestre y de 45 puntos base para el último trimestre del año, de acuerdo con una nota de análisis de Casa de Bolsa Banorte.

Bonos de 30 años, rezagados

En la subasta de esta semana, Banxico subastó Bonos de Desarrollo a tasa fija (Bonos M) a plazo equivalente de 30 años, los cuales se asignaron con un rendimiento de 7.75 por ciento anual.

Si bien la subasta realizada de este instrumento se declaró desierta siete semanas antes, el rendimiento fijado este martes aumentó 98 puntos base en comparación con el 6.77 por ciento anual de la subasta del 12 de enero.

En lo que respecta a las emisiones de los Bonos de Desarrollo a tasa variable (Bondes D), su sobretasa se mantuvo sin cambios, es decir en 10 puntos base, el de los instrumentos de tres años en 17 puntos base y en la de los papeles de cinco años sin variación, en 20 puntos base.

Las tres emisiones de Bondes D pagan un rendimiento de Cetes de 28 días más su sobretasa.

Aumenta el apetito por el corto plazo

En la subasta de esta semana los inversionistas se inclinaron por los Cetes, instrumentos que registraron un aumento en la demanda de 34.3 por ciento en comparación con lo observado la semana anterior, totalizando posturas de compra por 101 mil 298 millones de pesos.

El mayor repunte se registró en los Cetes de un año, que este martes superó 27.6 mil millones de pesos, esto es un incremento de 57.8 por ciento en comparación con lo solicitado la subasta anterior.

Le siguió en importancia la demanda presentada en los Cetes de 91 días, que alcanzó 27 mil 138 millones de pesos, superando en 54.8 por ciento lo registrado ocho días antes.

En lo que respecta a los Cetes de 28 días, su demanda alcanzó 19 mil 569 millones de pesos, reportando un aumento de 18.5 por ciento, en tanto que en la emisión de 176 días los requerimientos de los inversionistas repuntaron 12.9 por ciento semanal, alcanzando 26.9 mil millones de pesos.

Por el contrario, la demanda de los Bondes D registró una reducción de 7.0 por ciento en comparación con dos semanas antes, al superar 29.2 mil millones de pesos.

La mayor caída en la demanda se dio en los Bondes D a plazo de mil 92 días, que este martes se redujo en 32.2 por ciento, al superar 5 mil millones de pesos, en tanto que en la emisión de 350 días alcanzó 15 mil 950 millones, esto es, 8.2 por ciento menor frente a la subasta 12 del año.

El único aumento se reportó en la demanda de los Bondes D de mil 771 días, que llegó a 8 mil 201 millones de pesos, esto es 25 por ciento mayor a la presentada en su remate previo.

Finalmente, en los Bonos M de 30 años la demanda cayó 38.1 por ciento para quedar en cinco mil 621 millones de pesos.