Food and Drink

5 panaderías antiguas de la CDMX que debes conocer

¿Buscas sabores de antaño? Estas panaderías de la Ciudad de México rondan los cien años de edad.

¿Ya le pediste un beso al panadero? ¿O mejor unos cuernos, calzones o chilindrinas? Entre conchas, bolillos, teleras, panqués, chinos y un infinito etcétera se ha ido construyendo con el tiempo una gran diversidad panadera. Todavía es posible darle una mordida a la historia a través de sus panaderías antiguas en la Ciudad de México.

La Vasconia

Con poco más de 150 años de historia, La Vasconia permanece como un pedacito de esa metrópoli de antes.

Fue fundada en 1870 por Marcelino Zugarramurdi, quien era originario de País Vasco, una comunidad autónoma de España, de ahí viene el nombre de esta panadería.


Se encuentra en Tacuba, una de las calles más antiguas de la Ciudad de México, sus bizcochos sobrevivieron a la Revolución Mexicana y a los diversos terremotos que han azotado a la capital.

Comenzó como un local pequeño donde vendían cerca de 30 piezas de pan diario, en la actualidad ofrecen más de 250 variedades distintas, sin contar los pastelitos y postres; algunas de sus recetas son las mismas que de antaño, una de las cuales es el pan trenzado.

También cuenta con un comedor donde sus chilaquiles se han vuelto legendarios y hay una rosticería

Dirección: Calle de Tacuba 73, Centro Histórico de la Ciudad de México, Centro, Cuauhtémoc.


El Globo

El Globo abrió por primera vez en 1884, era un local ubicado en las actuales calles de Madero e Isabel la Católica, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, su nombre se debe a una de las novedades tecnológicas de la época: el globo aerostático.

Fue fundada por la familia italiana Tenconi, sus sabores europeos pronto conquistaron a los aristócratas del Porfiriato, servían café y postres preparados con las recetas familiares, aunque pronto contrataron al repostero Giovanni Laposse.

Cerraron brevemente durante la Revolución Mexicana y reabrieron en 1923 en una tienda cercana a Palacio de Bellas Artes. Hoy tiene 170 sucursales en 24 ciudades de México y ahora forma parte de grupo Bimbo.

A través de su historia ha tenido muchos cambios, sus establecimientos más antiguos han ido cerrando, pero para los viajeros de los sabores nostálgicos es una parada necesaria para explorar ese pasado culinario y contrastar sus cambios.

En 2006 El Globo compró a otra panadería antigua de la capital, El Molino, la cual nació en 1928, en la avenida 16 de septiembre número 59 del Centro Histórico, sin embargo, actualmente está cerrada.

La Ideal

En 1927, hace 95 años, esta abuelita de las panaderías comenzó a sacar sus especialidades en la Ciudad de México, fue inaugurada por la familia Fernández.

Antes se llamaba Ideal Bakery y era un modesto expendio de pan, hoy ofrecen cerca de 450 tipos de bizcochos, diversos postres, galletas, pasteles y bocadillos.

Encuentras desde roles de canela, brioche, “ojo de buey”, conchas, moños, panes de temporada como las tradicionales roscas de Reyes elaboradas de manera artesanal con pasta de azúcar, ate, higo y cáscara de naranja confitada.

Sus cajitas de pan con mosaicos estampados y atadas con cordeles recorren toda la metrópoli para servirse en compañía de un buen café mañanero, combinación ideal para activar a cualquier alma chilanga.

Hoy tienen cuatro sucursales, la más popular está en avenida 16 de septiembre, su arquitectura es capaz de hacer viajar en el tiempo a través de los sentidos, no solo con el olor del pan recién horneado por los maestros panaderos en el piso de arriba, los estantes y los mostradores donde se asoman todo tipo de galletas y postres.

Además, un zona de esa sucursal forma parte del Ex Convento de San Francisco en el Centro Histórico.

Ahí mismo hay un museo del pastel, donde se puede observar una muestra de los diversos tipos de de preparaciones y decoraciones que han realizado.

Dirección: 16 de Septiembre No. 18, Centro Histórico de la Ciudad de México, Cuauhtémoc.

La Montañesa

Al sur de la Ciudad de México está La Montañesa, la cual comenzó su historia en 1935.

Es una de las de mayor tradición en Tlalpan y destaca por sus bolillos que elaboran en hornos de piedra, al igual que sus diversos panes dulces, con un toque único en la metrópoli.

Dirección: Plaza de la Constitución 8, Tlalpan Centro I, Ciudad de México.

La Madrid

La Madrid comenzó en 1939, es una panadería jovenzuela, al menos en esta lista.

A sus 83 años sigue siendo un referente en la calle 5 de Febrero, donde mantienen una amplia diversidad de la panadería mexicana, desde pan de agua, de caja, de plátano o pasas, cuernitos, ojeras, roscas de merengue, destaca por sus maravillosas conchas rellenas de nata.

Adicionalmente, como varias de sus compañeras de generación, tiene una cafetería donde sirve desayunos y comida: tostadas de tinga, pata, paella, pierna en adobo y mucho más.

Dirección: 5 de Febrero 25, Centro Histórico de la Ciudad de México, Centro, Cuauhtémoc.