Estados

Agentes encuentran a 162 migrantes en una bodega de Tamaulipas

La mayoría de las personas halladas en un inmueble en Camargo presentaba síntomas de deshidratación y desnutrición.

Agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) y de la Guardia Nacional encontraron a 162 migrantes centroamericanos abandonados, entre ellos 23 menores solos, en Camargo, en Tamaulipas.

En un comunicado, el INM informó este domingo que el hallazgo ocurrió en una bodega ubicada en la comunidad de Santa Anita.

Además, expuso que la mayoría de las personas, originarias de Guatemala, Honduras y El Salvador, llevaban cinco días sin alimento y agua, y presentaban síntomas de deshidratación y desnutrición.


Del total, 101 personas viajaban en núcleos familiares y 23 menores de edad solos.

En el reporte, el INM dijo que tras ser auxiliadas algunas personas manifestaron crisis nerviosas y varias pidieron ayuda a las autoridades para regresar a su país de origen.

El hallazgo ocurre luego de que durante esta semana en Tapachula, Chiapas, se conformaron cuatro caravanas migrantes, la última este sábado, y aunque todas avanzaron decenas de kilómetros fueron disueltas por agentes en el mismo estado, aunque organizaciones señalaron que se empleó uso excesivo de la fuerza.

A partir de octubre de 2018, y a pesar del endurecimiento de la vigilancia en la frontera sur de México, miles de migrantes de Centroamérica, Cuba y Haití entran al territorio mexicano con el objetivo de llegar a Estados Unidos.


Los traficantes de personas buscan rutas para los extranjeros y en ocasiones transitan en los estados de sur-sureste del país como Chiapas, Tabasco, Veracruz y Oaxaca.

Además de los del norte como Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, frontera con Estados Unidos, una de las últimas paradas en su travesía hacia Estados Unidos.

Precisamente la frontera de Tamaulipas con Estados Unidos ha sido escenario de hechos violentos recientes, como el hallazgo el 22 de enero de 19 cuerpos calcinados en una camioneta en el poblado de Santa Anita, del municipio de Camargo, de los que 16 eran migrantes guatemaltecos.

Mientras que el 19 de junio se registraron ataques en diversos barrios de la ciudad fronteriza de Reynosa, en una pelea entre grupos pertenecientes al Cártel del Golfo, que dejaron 19 personas muertas, 15 civiles y 4 que eran presuntos delincuentes.