Estados

Caso Odalis Santos: clínica de belleza y familia de la influencer logran acuerdo reparatorio

SkinPiel tuvo responsabilidad judicial por el fallecimiento de la chica, pero se llegó a una propuesta de reparación de daños.

Guadalajara.- A la empresa de tratamientos estéticos SkinPiel le resultó responsabilidad judicial por el deceso de la influencer fitt Odalis Santos Mena.

La carpeta de investigación fue integrada y judicializada bajo cargos de homicidio culposo y responsabilidad médica, sin embargo, tanto la familia de la deportista, como el personal de la clínica, llegaron a un acuerdo reparatorio, informó el director en Investigación Especializada de la Fiscalía estatal, Guillermo Oswaldo Flores Tovar.

“El Ministerio Público con base en los datos de prueba que lograron integrar en esta carpeta la judicializó ante un juez de control y oralidad por la probable responsabilidad en los delitos de homicidio culposo, así como responsabilidad médica correspondiente, es así que las partes hicieron valer un derecho que tienen a celebrar un acuerdo reparatorio”, indicó.


El funcionario ministerial explicó que el juez analizó los términos de la propuesta de reparación de daños, y validó la pretensión de ambas partes.

“Por lo tanto este asunto concluye bajo esta salida alternativa, la cual está prevista de manera legal en el código de procedimientos penales”.

La fisicoculturista Odalis Santos fue contratada para someterse a un tratamiento contra la hiperhidrosis, síntoma de exceso de sudor, para que difundiera el ‘paso a paso’ en sus redes sociales.

Se presentó la mañana del 6 de julio en las instalaciones de la clínica de belleza Skin Piel Wellness Center, ubicada en la calle Rubén Darío, colonia Providencia de Guadalajara, desde donde hizo sus primeras transmisiones sobre la recepción que le dio el personal hasta que se le remitió al área quirúrgica del establecimiento.


Minutos después la deportista fue anestesiada e inmediatamente tuvo un paro cardiaco.

Personal paramédico llegó a atenderla y constató de su muerte, luego reportó el caso al sistema 911, que envió a peritos forenses.

Después que se recogió el cadáver de la joven, la empresa mantuvo cerradas las instalaciones, y fueron aseguradas por la Fiscalía, que requirió al personal de la clínica para las investigaciones.