Estados

La FGR atrae investigación por masacre en Reynosa

Los ataques son consecuencia de una lucha territorial de grupos delictivos de Río Bravo contra cárteles que operan en Reynosa, dice la fiscalía.

La Fiscalía General de la República (FGR) atrajo la investigación por las masacres y enfrentamientos que hasta el momento han dejado 19 personas muertas en Reynosa, Tamaulipas.

En un comunicado, la FGR informó que ejerció su facultad de atracción a petición del gobierno estatal.

“Estos delitos, de la más alta violencia, son consecuencia de la lucha territorial de grupos delictivos de Río Bravo, Tamaulipas, contra los cárteles que operan en Reynosa”, señaló.


Indicó que Jonathan “R” fue detenido y será puesto a disposición de las autoridades judiciales federales en el término constitucional, debido a que se le encontró un arma larga de uso exclusivo del Ejército. Se indaga si participó en los asesinatos.

“En el caso del enfrentamiento violento, los homicidios y los diversos delitos del fuero común y federal que dieron como resultado, hasta el momento, la muerte de 19 personas, diversos lesionados y un individuo detenido, en Reynosa”, apuntó.

Puntualizó que a petición del gobierno estatal atrajo la carpeta de investigación del fuero común para integrarlo al fuero federal de forma inmediata.

Además, solicitó a las autoridades de Tamaulipas su participación y auxilio en la indagatoria federal, así como en las diligencias que debe continuar la autoridad local, por delitos del fuero común que se han cometido.


Por la mañana, el presidente López Obrador expresó: “Hechos lamentables le costaron la vida a 14 personas inocentes, todo indica que no fue un enfrentamiento, sino que fue un comando que disparó a gente que no estaba en plan de confrontación, entonces es un ataque cobarde que le quita la vida a personas inocentes”.

“Enviamos nuestro pésame a los familiares y le he pedido al consejero jurídico para que haga gestiones en la Fiscalía General de la República para que se atraiga el caso y se inicie una investigación a fondo para conocer los motivos y castigar a los responsables”, en referencia a los asesinatos perpetrados el sábado en las colonias Almaguer, Lampacitos, Unidad Obrera y Bienestar.

Autoridades estatales informaron que el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca está en coordinación con las secretarias de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez, para que el caso no quede impune.

Los operativos de búsqueda por tierra y aire continúan para dar con quienes el sábado dispararon al azar a civiles, incluyendo a una familia a la que despojaron de su camioneta.

La fiscalía de Tamaulipas dijo más temprano este lunes que coadyuvará con la FGR para el esclarecimiento de los hechos.

La masacre

El sábado individuos armados que se trasladaban en varios vehículos descargaron sus armas contra ciudadanos comunes, entre ellos taxistas, obreros y un estudiante de enfermería.

Los tiroteos provocaron la movilización del Ejército, la Guardia Nacional, la policía estatal y la fiscalía estatal, que se desplegaron por toda la ciudad, pero según el Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo falló la coordinación entre las distintas fuerzas de seguridad.

Según los testimonios recabados por este colectivo “durante más de una hora se generaron angustiosos llamados de auxilio (...) y ninguna autoridad respondió oportunamente. Esta situación generó un ambiente de terror colectivo y una percepción de inseguridad total”, agregó el comité en un comunicado citado por AP.

Reynosa es escenario habitual de actos de violencia vinculada al crimen organizado y punto estratégico de los tráficos ilegales. En esa región, la parte más oriental de la frontera entre México y Estados Unidos, opera el Cártel del Golfo, que tienen en su seno distintos grupos que luchan entre sí para controlar territorios clave para el trasiego de droga y de migrantes. Aparentemente una de las células de una localidad cercana es la que entró en Reynosa y cometió los ataques.

Pero pese a que la violencia no es algo nuevo, los sucesos del sábado impactaron en la población.

“Tenemos aproximadamente dos años o más sin que ocurriera este tipo de ataques a los ciudadanos inocentes, eso es lo que cambió, y eso es lo que nos tiene muy inquietos, con muchísima tristeza y de luto”, declaró a la AP Maki Esther Ortiz, alcaldesa de Reynosa.

Ortiz también solicitó a las autoridades que aclaren si son creíbles o no los mensajes que se están divulgando en redes y que piden a la gente no salir de sus casas ante la posibilidad que sean avisos tendenciosos del propio crimen organizado para generar aún más miedo.

Con información de AP