Espectáculos

Kevin Spacey regresa a hacer cine tras acusaciones de abuso sexual

Hace cinco años, al actor habría sido vetado de Hollywood por las múltiples demandas que enfrentó por abuso sexual.

Después de haber recibido múltiples demandas por abuso sexual en 2018 y haber sido vetado de Hollywood, Kevin Spacey regresará a la pantalla grande para protagonizar la película 1242 - Gateway to the West, su primera gran producción desde El club de los jóvenes multimillonarios (2017), de James Cox.

El ganador de dos premios Oscar estará al frente de este drama histórico en una coproducción internacional con capital procedente de Reino Unido, Hungría y Mongolia, informaron medios de comunicación especializados en Hollywood.

Detalles sobre ‘1242 - Gateway to the West’, la nueva película de Kevin Spacey

Esta cinta cuenta la historia Batu Khan, nieto de Genghis Khan y uno de los comandantes en jefe del imperio mongol, a quien se le asignó la responsabilidad de invadir Europa pero acabó fracasando.

Un filme que se espera que comience a rodarse en octubre de este año, bajo la dirección del cineasta húngaro Peter Soons, con guion de Aaron Horvath y Joan Lane, y Bill Chamberlain y Kornel Sipos como productores principales.

En esta ocasión, Spacey compartirá reparto con actores como Eric Roberts, Christopher Lambert, Terence Stamp, Jeremy Neumark y Genevieve Florence.

Las acusaciones de abuso sexual hacia Kevin Spacey

Desde que en 2017 el protagonista de House of Cards o American Beauty fuera acusado de conducta sexual inapropiada, solo se ha prodigado tímidamente en la gran pantalla formando parte del elenco de L’uomo Che Disegno Dio (2021), una película dirigida por Franco Nero y sin distribución comercial en Hollywood.

La carrera cinematográfica de Spacey se torció después de que una veintena de jóvenes lo demandara por presuntamente haber abusado sexualmente de ellos en el teatro londinense Old Vic, entre los años 1995 y 2013.


Además, en 2020 fue denunciado por un hombre anónimo en Nueva York alegando que el también productor de cine habría actuado de la misma forma con él durante la década de los 80, cuando el demandante tenía 14 años.

La última gran aparición de Spacey en cartelera fue con Billionaire Boys Club (2018), dirigida por James Cox, que entonces ya fue relegada al fracaso en taquilla debido a los escándalos del intérprete estadounidense, que además lo harían ganarse el veto en Hollywood.