Espectáculos

¿Se le metió el chamuco?: Denzel Washington cuenta cómo se acercó a Will Smith tras golpe a Rock

En la pasada edición de los premios Oscar el histrión consoló al ganador de la categoría como mejor actor luego de la broma a Jada Pinkett Smith.

Denzel Washington y Tyler Perry fueron dos de los actores que se acercaron a Will Smith luego de que se levantara de su butaca en el Dolby Theatre, de Los Ángeles, para darle una cachetada a Chris Rock, quien hizo una broma sobre la apariencia de Jada Pinkett Smith en medio de la ceremonia que premia a lo mejor de la industria del cine en Hollywood.

Tras las consecuencias al ganador del Oscar como mejor actor de reparto por su trabajo en la película Rey Richard: Una familia ganadora, como la pausa de algunos de sus proyectos o su renuncia como miembro de la Academia, Washington acudió a la cumbre de liderazgo del autor y obispo T.D. Jakes, en donde rompió el silencio tras el incidente del pasado domingo.

¿Qué pasó entre Washington y Smith?

Después del golpe, la audiencia en el recinto enmudeció, pero la reacción de Washington fue la de consolar a su colega durante la pausa comercial, ya que estaba visiblemente afectado.

“Hay un dicho: ‘cuando el diablo te ignora, entonces sabes que estás haciendo algo mal’. El diablo dice: ‘Oh no, déjalo en paz, es mi favorito’. Por el contrario, cuando el diablo te ataca, tal vez sea porque está tratando de hacer algo bien. Y por alguna razón, el diablo se apoderó de esa circunstancia esa noche”, dijo Washington sobre lo que pasó esa noche en declaraciones recopiladas por Variety.

En su discurso al recibir el premio, Smith le agradeció a Denzel sus palabras: “ten cuidado, cuando estás en tu momento más alto es cuando el diablo viene por ti”. Ahora fue el histrión de Philadelphia quien contó más detalles del momento, como la oración que dedicaron para tranquilizar los ánimos.

“Afortunadamente había gente allí. No solo yo, sino los demás. Tyler Perry vino de inmediato conmigo. (Dijo) algunas oraciones. No quiero decir de lo que hablamos, pero la gracia de Dios va a cualquiera de nosotros. ¿Quiénes somos nosotros para condenar? No conozco todos los pormenores de la situación, pero sé que la única solución fue la oración, tal como yo lo veo”, agregó.