Espectáculos

Píldoras falsificadas, conspiración y acuerdos: esto es lo que sabemos del caso Mac Miller

Uno de los implicados en la muerte del rapero se declarará culpable el próximo 8 de noviembre en una audiencia.

El 7 de septiembre de 2018 el mundo de la música se conmocionó con el fallecimiento del rapero Malcolm James McCormick, mejor conocido como Mac Miller.

Una de las suposiciones más extendidas durante las primeras horas en las que se dio a conocer el deceso del cantante fue la de sobredosis por drogas.

Sin embargo, las primeras investigaciones del forense del Departamento Médico del condado de Los Ángeles, tras encontrar el cuerpo sin vida de Miller, determinaron que la causa de su muerte había sido por la combinación de drogas que contenían fentalino, cocaína y etanol.


De acuerdo con la información oficial del forense, Miller murió en la residencia Studio City, una ciudad del valle de San Fernando, al norte de Los Ángeles. Pese a los servicios de emergencia que le brindaron al cantante, no fue posible salvar su vida. A las 11:51 hora local se registro su fallecimiento.

La muerte de Miller no solo desconcertó a miles de fans por las circunstancias sino por la proximidad que tuvo con el entonces reciente lanzamiento de su disco Swimming, sin contar que la carrera del rapero iba en un constante ascenso.

Previamente el rapero había hablado acerca de sus problemas con la adicción, no era la primera vez que reincidía en las drogas.

De acuerdo con medios locales, el 6 de septiembre de 2018, aproximadamente a las 10:30 pm, su asistente fue la última persona que lo vio con vida. A la mañana siguiente, cuando regresó al domicilio de Miller para ver cómo se encontraba el rapero, lo encontró inconsciente.

Tres acusados por la muerte de Mac Miller

En octubre de 2019, Stephen Andrew Walter, Cameron James Pettit y Ryan Michael Reavis fueron acusados por un jurado federal de conspiración por distribuir drogas que derivarían en la muerte de Miller.

Según explicaron los fiscales, los tres involucrados en el fallecimiento del cantante le suministraron pastillas falsificadas de oxicodona mezcladas con fentanilo tres días antes de que el rapero muriera por una sobredosis.

La acusación formal dicta que el 4 de septiembre Pettit aceptó venderle a Miller 10 pastillas de oxicodona llamadas, así como cocaína y un sedante llamado Xanax.

La entrega se concretó el 5 de septiembre cuando ‘supuestamente’ Pettit le dio al rapero las píldoras de oxicodona falsificadas que contenían fentanilo.

Las acusaciones iniciales determinaban tres cargos graves contra Walter: distribución de fentanilo que resultó en la muerte, conspiración para distribuir una sustancia controlada que resultó en la muerte de Miller y responsabilidad directa por el fallecimiento del cantante.

Sin embargo, los procedimientos legales recientes determinaron que Stephen Walter llegaría a un acuerdo con la corte en el que aceptará su culpabilidad en el caso.

Según información de la revista Rolling Stone, en el nuevo acuerdo los fiscales renunciarían a la acusación inicial del jurado, de modo que Walter solo enfrentaría el cargo de distribución de fentanilo. Esto implica que el cargo por conspiración para suministrarle las píldoras a Miller quedaría descartado.

De igual forma, los cargos por el fallecimiento del cantante también quedarían al margen, así lo declaró el abogado de Stephen, William S. Harris, quien dijo a Rolling Stone que dicho acuerdo “elimina la acusación de muerte” y derivaría en “un acuerdo de culpabilidad vinculante por 17 años [en prisión]”.

Si Stephen Walter acepta el acuerdo el próximo 8 de noviembre en una audiencia, asumiría en la declaratoria que “con pleno conocimiento” ordenó a Reavis, uno de los implicados, que entregara el fentanilo en forma de píldoras de oxicodona falsificadas a Pettit, también acusado en el caso Miller, el 4 de septiembre de 2018. Poco después, Pettit suministró las píldoras a Miller.

Cameron James Pettit, uno de los coacusados, también llegó a un acuerdo de culpabilidad que ya ha sido confirmado; por su parte, Ryan Michael Reavis tiene un juicio programado para el 1 de marzo.