Empresas

Regreso a oficinas detonará inversión de 12 mil mdd en la Ciudad de México

Las Fibras Uno, Monterrey, Danhos, We Work, IOS Offices e IZA Business Centers se encaminan a su recuperación.

A dos años desde la declaración de la pandemia por el coronavirus, el regreso de trabajadores a las oficinas y grandes corporativos en la Ciudad de México se prevé que detonará inversiones por más de 12 mil millones de dólares relacionadas con la apertura, reapertura y expansiones de restaurantes, bares, hoteles, tiendas.

“El regreso a las oficinas en la Ciudad de México podría provocar una inversión total de más de 12 mil millones de dólares, de los cuales 3 mil millones de dólares estarían relacionados con desarrollos de oficinas y edificios de usos mixtos, generando más de 14 mil empleos directos e indirectos para distintos sectores”, anticipó Daniel Narváez, vicepresidente de marketing de la plataforma inmobiliaria Lamudi.

Agregó que, pese a que el mercado de oficinas aún se encuentra en estabilización por los altos niveles de desocupación debido al COVID, el regreso de compañías con formatos híbridos a las oficinas y la reactivación de principales corredores corporativos de la CDMX, generarán más de 31 mil empleos y favorecerá la recaudación de impuestos.

“Sin poder tener la certeza de la posibilidad de nuevas olas de contagio, pronosticamos un aumento en la ocupación de oficinas. Los corredores de Insurgentes, Polanco y Reforma seguirán liderando el mercado y surgirán nuevas propuestas gracias a obras como el AIFA (Santa Lucía) o centros comerciales que se inauguren”, comentó.

Tienen buen arranque de año

En el primer trimestre del año, los dueños de oficinas como GIM Desarrollos, Fibra Uno, Monterrey, Danhos, We Work, IOS Offices e IZA Business Centers, dueños de Regus y Spaces, reportaron un mejor arranque de año en ocupación de oficinas, incluso por encima de niveles prepandémicos, luego de dos años de menos rentas, descuentos y salidas de inquilinos.

Carlos Metta Hanan, directivo de GIM Desarrollos, dijo a El Financiero que el problema de la disponibilidad o espacios vacíos de oficinas, era un problema que se venía intensificando desde antes del 2018 con la sobreoferta de proyectos y que se agudizó con la pandemia, luego de que muchas empresas decidieran abandonar sus oficinas y mandar a trabajadores a trabajar desde casa.

Sin embargo, después de cuatro olas de Covid y varias restricciones, el dueño de más de 100 mil metros cuadrados de oficinas en el país, dijo que la empresa se encuentra en mejores niveles de recuperación con sus inquilinos.


“Las oficinas ya no son eses espacio rígido donde era un galerón de cubículos, hoy la oficina es un espacio donde se generan muchas interacciones sociales y es la oportunidad de reconfigurar espacios, de reconvertir, de hacer nuevos usos y buscar nuevas formas de ocupar estos inmuebles”, comentó.

Agregó que actualmente de la oferta de oficinas que tienen en su portafolio, la ocupación se encuentra ya en un 88 por ciento,por lo que confían superar esta crisis desde este año.

WeWork, la compañía más grande a nivel mundial de oficinas flexibles y coworkings, también ha recuperado hasta en un 60 por ciento los niveles de ocupación promedio de sus edificios, mientras que en algunos la actividad es de hasta un 80 por ciento, debido a la mudanza de miles de empresas como Google, Dropbox, Viva Aerobús y Mudafy a oficinas flexibles en el país.

“Prácticamente todas las empresas que hoy vienen a WeWork y que están con nosotros en nuestros espacios hoy ya tienen modelo híbrido (...) Ya hoy estamos en términos de ocupación por encima de lo que teníamos prepandemia, y creo que esto habla de una transición del espacio tradicional al modelo híbrido”, dijo Álvaro Villar, general manager de WeWork México.

Agregó que cuando inició la pandemia, WeWork tuvo que reducir algunos espacios mientras se definía el futuro de las oficinas. “Hoy todas las empresas están buscando ser más eficientes en su operación, poder adaptar el costo a sus necesidades, eso nos ha provocado que durante la pandemia hubiéramos tenido que abrir nuevas ubicaciones en México y Guadalajara”, dijo.

Gonzalo Robina, director general adjunto de Fibra Uno (Funo), el fideicomiso institucional dueño de más de 1.1 millones de metros cuadrados de oficinas en el país, como Samara, Torre Reforma Latino y Torre Mayor, destacó que el problema de la desocupación de estos espacios ya tocó fondo y hacia adelante sólo esperan recuperar niveles prepandémicos con sus inquilinos.

“El mercado de oficinas yo creo que ya tocó fondo, como dicen por ahí, ya estamos en los niveles de ocupación que veo más bajos que podamos encontrar, de aquí para adelante nomás veo el crecimiento. En llamada con inversionistas mencionaba que hoy hay un potencial inquilino que está buscando 30 mil metros cuadrados, 10 mil de oficina corporativa y 20 mil de backoffice”, señaló.

La compañía tuvo una desocupación del 24.6 por ciento, equivalente a más de 280 mil metros cuadrados sin inquilinos, mientras que continúa con su estrategia de reconversión de más de 100 mil metros de edificios corporativos a otros tipos como hospitales, centros médicos y hasta de vivienda.