Empresas

Aerolíneas mexicanas, aún lejos de los niveles prepandemia

De las firmas nacionales sólo Viva Aerobus y Volaris han tenido un alza de 26 y 9%, respectivamente, frente al 2019.

La política de cielos abiertos implementada por el gobierno mexicano, sumada a la recuperación de los segmentos de viaje doméstico, además del de familiares y amigos, permitieron que la aviación mexicana concluyera el 2021 con una caída del 22.6 por ciento con respecto al 2019.

Según cifras de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), al final del año anterior, las líneas aéreas mexicanas movilizaron más de 54.4 millones de pasajeros, una cifra que aún está lejos de los 70.3 millones del 2019.

Brian Rodríguez, analista del sector aéreo para Monex Casa de Bolsa, indicó que el desempeño de las aerolíneas al final del año pasado fue positivo, aunque todavía enfrentan retos importantes. Quizá, el más complejo, es la degradación a categoría 2 que la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) colocó a la autoridad aeronáutica mexicana.


“Las aerolíneas tuvieron un desempeño favorable a nivel operativo, recuperando niveles pre-pandemia al cierre del año, sin embargo, aún con diversos retos como la degradación a la seguridad aérea en el país, lo que ha implicado una menor participación de mercado respecto a las aerolíneas norteamericanas”, detalló el analista a El Financiero.

En tanto, Marco Montañez, experto en el sector y analista en Vector, indicó que el 2021 marcó una importante recuperación en la demanda de viajes, luego de la aparición del nuevo coronavirus durante el año previo.

“En 2021 la industria se recuperó de manera importante por las campañas de vacunación a nivel internacional y nacional que incrementaron la confianza del viajero”, agregó.


Al cierre del 2021, Volaris se mantuvo como la aerolínea con mayor número de pasajeros transportados entre todas las empresas que tienen operación en México, incluidas las extrajeras. La línea aérea dirigida por Enrique Beltranena movilizó a 22.2 millones de viajeros, lo que le colocó en la primera plaza en participación de mercado con casi el 28 por ciento del total.

Tanto Montañez como Rodríguez coincidieron que Volaris tuvo el desempeño más positivo durante el año anterior, sobre todo, debido a la demanda del segmento de viaje de amigos y familiares, el cual tuvo una recuperación más rápida en comparación con el de viajeros de negocios.

Tras Volaris, Grupo Aeroméxico ha ido recuperando su ritmo a medida que también consolida su salida del capítulo 11 de la Ley de Bancarrota, la cual tiene ya camino libre para ejecutarse y se prevé ocurra en las siguientes semanas.

Viva Aerobus se encuentra cerca de Aeroméxico, con 14.3 millones de pasajeros, una diferencia de poco menos de 2 millones con el ‘Caballero Águila’ que sigue sufriendo en la demanda internacional por las medidas de ingreso aún fuertes en Suramérica y Europa.

Pese al buen desempeño de las líneas aéreas, el inicio del 2022 trajo una serie de complicaciones en las operaciones de las empresas aéreas por los contagios de sus tripulaciones.

“Ómicron ya tuvo un impacto importante en la fuerza laboral de las aerolíneas, lo que llevó a una cantidad de vuelos cancelados. Considerando los contagios por COVID-19 en máximos para nuestro país, estimamos un desaceleramiento en la recuperación operativa para el primer trimestre del año”, previó Rodríguez.

Aeroméxico registró cerca de 500 vuelos suspendidos durante en enero por la falta de tripulaciones que dieron positivo a ómicron.

Otro de los retos a enfrentar durante este año, dijo Montañez, es la desaceleración de la economía, la cual repercutiría en la accesibilidad a vuelos por parte de los mexicanos, esto sumado a un costo del combustible más elevado, lo que presionaría al alza los precios de los boletos.

“Comienza a preocupar el desempeño de la economía por su impacto en el ingreso personal disponible, así como el fuerte incremento de los precios del petróleo por los riesgos geopolíticos”, apuntó el experto.