Empresas

Las ventas de vivienda de lujo caen 24.6%

Existe una desaceleración de nuevas inversiones en particular en este tipo de vivienda, por arriba de 4.5 y 5 mdp.

Las ventas de viviendas residenciales plus o de lujo, con valor por encima de los 9 millones de pesos, cerrarán este año con una contracción del 24.6 por ciento y una colocación de unidades nuevas de 8 mil 545 residencias, comparadas con las 11 mil 328 viviendas de este tipo comercializadas en 2019 previo a la pandemia, según estimaciones de la consultora Softec.

De acuerdo con especialistas, este tipo de vivienda de gama alta ha tenido algunas complicaciones para poder moverse en el mercado, junto a otros segmentos como la media y residencial, principalmente en zonas urbanas como la Ciudad de México, donde el mercado se ha venido contrayendo desde antes de la pandemia por temas administrativos y de inversión.

“En el tema de vivienda en general estamos sufriendo de un tema de falta de demanda y eso lo que está haciendo es desaceleración de nuevas inversiones en particular en los sectores residencial y residencial plus, por arriba de 4.5 y 5 millones de pesos, el mercado se ha visto más afectado”, aseguró Enrique Téllez Kuenzler, presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI).

Sonia Cabrera, CEO de la firma inmobiliaria Luxury Habitat Real Estate, agregó que a raíz de la pandemia, este segmento alto de vivienda ha atravesado por una severa contracción en transacciones durante pandemia, que ha propiciado la aparición de un mercado especulativo de compradores en busca de “El mercado de lujo hoy está atravesando grandes retos, porque ha sido uno de los más afectados por los tiempos de pandemia. Hemos notado una caída importante de alrededor 15 por ciento”, aseguró.

Agregó que a pesar de esto, por las medidas de distanciamientos social y el trabajo remoto o home office ordenadas por muchas empresas, algunas ciudades como Toluca, Puebla, Querétaro, Mérida, Cancún, Playa del Carmen y Cuernavaca han experimentado ‘un boom fantástico’ en este tipo de propiedades, a diferencia de las grandes ciudades por las mudanzas.

“La Ciudad de México ha sido de las más afectadas y la zona metropolitana también, el Valle de México fue y es el mercado más afectado por el momento, pero esto lo hemos visto también en algunas otras zonas metropolitanas. Esperamos que en la medida en que regresen las oficinas, haya una cierta estabilidad económica, pues veremos retomar el fortalecimiento de la demanda y eso generará nuevas inversiones”, agregó Téllez Kuenzler.

Daniel Narváez, VP de Marketing de Lamudi, detalló que a pesar de la contracción que ha experimentado la vivienda de lujo, tanto en oferta como en demanda, el panorama luce alentador para el 2022, donde se espera una recuperación en ventas en todo el país.

“El segmento de la vivienda de lujo fue uno de los más afectados por la crisis sanitaria, ya que mucha gente ante la incertidumbre postergó su decisión de compra; pero creemos que este segmento se recuperará, si no a los niveles previos a la pandemia, si podrá recuperarse un poco”, aseguró.

Agregó también que debido a la crisis sanitaria, el mercado vive un ajuste de precios debido a preventas que no se concretaron u operaciones de compraventa que se cancelaron.

Presionan costos de construcción

El alza en materiales para la construcción también presiona el desarrollo de vivienda, tanto de lujo y residencial, como la de menor precio o económica. La situación ha llevado a que muchos desarrolladores se refugien en segmentos de valor medio o medio alto, vivienda de entre medio millón y 2.5 millones de pesos, que es difícil adquirir por mexicanos de menores ingresos.

“Más allá de que no nos interese (construir vivienda barata), por supuesto que estaríamos muy interesados por atender este mercado, simplemente hoy no se puede porque no existen condiciones, está desfasado la capacidad de crédito que tienen los derechohabientes con el valor de las viviendas en el mercado”, comentó Gonzalo Méndez, presidente nacional de Canadevi.

Luis Casillas, director Operativo de MXDesarrollos, desarrolladora de vivienda media y residencial, destacó que para el próximo año se espera un aumento de entre el 10 y 15 por ciento en los costos de vivienda nueva, por el alza en materiales de obra que han rozado variaciones de hasta el 70 por ciento, lo que podría impactar en el inventario de este tipo de segmentos.

“Los incrementos en los materiales de construcción estimamos continuarán en el 2022, aunque con tasas menores a las del 2021. Consideramos que los segmentos más afectados son los residencial y residencial plus”, destacó.

Ven retos para el 2022

Jorge Paredes, CEO de la consultora Realty World, destacó que hacia el 2022, el mercado para la vivienda de mayor valor, por arriba de los 6 millones de pesos ha mejorado comparado con el año anterior con un crecimiento del 50.7 por ciento en transacciones a nivel nacional, al comparar el primer semestre del 2021 con el del año anterior.