Empresas

Por el COVID hemos perdido 8.1 millones de turistas en 2021

En el 1S21 llegaron 13.9 millones de visitantes foráneos, el menor volumen desde 2013.

En el primer semestre del año, México perdió 8.1 millones de turistas internacionales, esto en comparación con la primera mitad del 2019, antes del coronavirus, de acuerdo con datos del INEGI.

En el periodo enero-junio, los destinos nacionales registraron la afluencia de 13.9 millones de viajeros provenientes del extranjero, principalmente de Estados Unidos, una cifra 37 por ciento menor en comparación con la primera mitad del 2019, es decir previo a la emergencia sanitaria.

Con ello, los niveles de viajeros internacionales registrados durante el primer semestre son los más bajos para México de los últimos ocho años, pese a una recuperación paulatina en la llegada de extranjeros a los destinos vacacionales del país.


Alejandro Calligaris, country mánager de Despegar México, opinó que la recuperación en la llegada de turistas internacionales al país depende, entre otros factores, de algunas restricciones de países debido a la variante ‘Delta’ del nuevo coronavirus, además del avance de la vacunación.

“Se está avanzando en los programas de vacunación en todo el mundo, se están moderando las restricciones para los viajeros vacunados y además se siguen aplicando estrictos protocolos sanitarios, lo que está contribuyendo a la normalización gradual de los viajes”, señaló Calligaris a El Financiero.

Junio, 20% lejos del sexto mes de 2019

Sólo en el mes de junio la llegada de turistas internacionales hacia México descendió 20 por ciento, esto en comparación con el mismo mes del 2019, informó el INEGI.

De acuerdo con la actualización de la Encuesta de Viajeros Internacionales, a México llegaron 3.1 millones de turistas internacionales durante el sexto mes del año, un número cercano a los 3.9 millones recibidos en el mismo mes de hace un par de años.

En cuanto al gasto total, los turistas extranjeros dejaron una derrama económica de mil 883 millones de dólares, un incremento del 4.3 por ciento respecto a junio del 2019, lo que muestra que, pese a tener una menor cantidad de turistas, quienes vacacionan en México tienen un gasto más elevado.

El gasto medio de los viajeros internacionales que arribaron a México durante junio fue de 603 dólares, una cifra mayor a los 462.5 que gastaron, en promedio, los turistas estadounidenses en el mismo mes de hace dos años.

Los turistas provenientes de EU continúan siendo los que más visitan los destinos vacacionales en México, con una participación de mercado del 78.8 por ciento durante junio, seguidos de los colombianos, con el 2.5 por ciento y los turistas brasileños, con el 2.2 por ciento del total.

La dependencia del mercado estadounidense colocará a México en una posición complicada cuando se regularicen los viajes a otros destinos del mundo, es decir, cuando se reabran completamente las fronteras, es posible que los viajeros estadounidenses que decidieron venir a México por la pandemia, vuelvan a los destinos en los que siempre habían vacacionado.

Borja Escalada, director general de RLH Properties, una hotelera de lujo, señaló en entrevista que el consumo y el gasto de los viajeros se ha incrementado, en buena parte, debido a la prolongación de la estadía de los viajeros en los destinos.

“Se están prolongando en el tiempo las estancias, la gente quiere aprovechar la estancia, el teletrabajo también está impulsando estancias más largas, además que la gente está consumiendo más dentro de los complejos hoteleros”, detalló el CEO de RLH a El Financiero.

Escalada precisó que México es el mercado vacacional por naturaleza de Estados Unidos, por lo que el país está aprovechando la cercanía de los mercados y el cierre de otros, incluso restricciones o problemas de conexión aérea dentro del territorio estadounidense.

De acuerdo con Calligaris, el turismo doméstico continúa siendo el más importante en México: en el primer semestre del año, el 54 por ciento de los viajeros prefirió destinos nacionales, mientras que el 46 por ciento se inclinó por los internacionales.

El gasto está siendo uno de los diferenciadores durante la pandemia, lo cual refleja un cambio en el perfil del viajero, que ha optado por hacer viajes más largos y, por lo tanto, con mayor derrama económica.

Ejemplo de ello es Los Cabos, un destino que cerrará el año cerca de los niveles prepandemia y que ya muestra una recuperación total en su conectividad aérea.

El gasto en Los Cabos es tres veces lo que un turista internacional invierte en sus vacaciones cuando llega a México. En promedio, los turistas que vacacionan en dicho destino gastan poco más de 3 mil dólares, contra los poco menos de mil que erogan los turistas internacionales en otros destinos, reveló Rodrigo Esponda, director general del Fideicomiso de Turismo de los Cabos (Fiturca).