Empresas

Distribuidores de gas LP se deslindan de paro de comisionistas

Afiliados operan de forma regular y con abasto suficiente de combustible, afirma la Asociación de Distribuidores de Gas LP.

La Asociación de Distribuidores de Gas LP (ADG) afirmó que sus empresas agremiadas no participan en los paros de actividades.

Sostuvo que los disturbios registrados en diversas regiones del país han sido realizados por grupos de comisionistas debido a que han visto disminuido sus ingresos tras los precios máximos establecidos recientemente al combustible.

“En los últimos días, como medida de presión, estos comisionistas nos han cerrado varias plantas de distribución y no dejan que operen autotanques, camiones cilindreros ni estaciones de carburación, además de que han destruido vehículos, han golpeado a nuestros empleados y han decidido no permitir a ninguna empresa comercializar el gas LP”, denunció la asociación.


Agregó que todas las empresas afiliadas a la asociación se encuentran operando de manera regular con infraestructura suficiente de distribución, personal sindicalizado y con abasto suficiente de combustible.

“Esperamos que la autoridad nos apoye a reanudar el suministro lo antes posible”, apuntó la ADG.

De acuerdo con la directriz de emergencia para el bienestar del consumidor de Gas LP, publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el margen comercial entre el precio de referencia internacional del combustible y el precio promedio que ofrecen los distribuidores a los consumidores se triplicó a partir de la liberalización del precio del producto, es decir, desde 2017.

“En enero de 2017 ese margen era de solo 5.8 pesos por kilogramo mientras que en junio de 2021 es de 15 pesos por kilogramo. Ese incremento no se ha reflejado en mayores inversiones en favor del usuario, o en una mejor prestación del servicio”, señaló la Secretaría de Energía.


Explicado de otra manera, entre enero de 2017 y junio de 2021, el margen comercial del gas LP en un cilindro de 20 kilogramos se incrementó irracionalmente en 183 pesos.

“Lo que ha tenido que absorber una familia mexicana por ese incremento, es equivalente a su gasto mensual en frutas, huevo o pescado, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2018”, apuntó la dependencia.

El documento añadió que por cada peso adicional que ganan los comercializadores y/o distribuidores de gas LP, se daña la estabilidad del consumidor, “y sin recibir a cambio un servicio óptimo. La ganancia excesiva de los primeros representa 9 mil millones de pesos por año”, denunció la Sener.

La industria del gas LP opera con mil 198 permisos de distribución, 3 mil 651 permisos de expendio al público mediante estación de servicio con fin específico y 465 permisos de expendio mediante estación de servicio para autoconsumo, de acuerdo con cifras de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) al 30 de junio.

Además, la industria tiene una capacidad total de almacenamiento de 5 mil 574 barriles y un total de 2 mil 044 kilómetros de ductos para transporte.