ECONOMÍA PARA INICIADOS: Primeras ideas
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

ECONOMÍA PARA INICIADOS: Primeras ideas

COMPARTIR

···
menu-trigger
Economía

ECONOMÍA PARA INICIADOS: Primeras ideas

bullet

11/01/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Marco Antonio Martínez
 
Si alguna vez has escuchado en las noticias términos financieros y económicos y te has quedado con cara de what!, tenemos algo para ti: una serie de tutoriales para explicarte todo tipo de ideas y conceptos de forma fácil. Hoy iniciamos con un esbozo de cómo se gestaron las primeras ideas económicas.
 
Según relatan algunos, la economía comenzó a desarrollarse como análisis apenas en el siglo XVIII con Adam Smith, sin embargo, los primeros pensamientos datan quizás desde la antigua Grecia.
 
De hecho, se dice que Aristóteles desarrolló las primeras ideas económicas. Por ejemplo, en su obra ‘Política’ realizó una cuestionamiento de si había una diferencia entre el arte de la adquisición y las actividades de comercio para obtener riqueza.
 
A muchos le encantarán sus ideas: Aristóteles afirmaba que las ganancias derivadas del comercio y el cobro de interés no son naturales, debido a que sólo se busca la obtención de dinero, lo cual no es útil como medio para ninguna de las necesidades de la vida.
 
Además, sostenía que el existir de la familia tiene el propósito de satisfacer los deseos naturales al producir bienes, o bien, adquirirlos a través del trueque para su consumo, por lo que ponerle un precio al dinero no era bien visto para él: decía que sólo debía servir como medio de intercambio. Y argumentaba, que la verdadera riqueza es constituida por los bienes almacenados.
 
Como se imaginarán, estas ideas tuvieron varias limitantes en aquél tiempo. La política fue una de ellas, ya que los griegos dependían de la ciudad-estado, y ésta representaba el camino de vida a seguir.
 
Además, los pensadores de esos tiempos, tenían en mente que la felicidad sólo se podía alcanzar a través del estado. Como resultado, las ideas de Aristóteles no tuvieron avances significativos en la economía como cuerpo teórico.
 
Años más tarde, alrededor del siglo XII, la iglesia católica influenció en el pensamiento económico: el comercio y las ciudades comenzaron a ganar importancia, lo que llevó a los hombres a prestar dinero. No obstante, Santo Tomás de Aquino y Nicolás Oresme retomaron las ideas de Aristóteles, al considerar que la usura comprometía las vidas espirituales de las personas.
 
Lo anterior también liga a la moral con la justicia, ya que el cobro de intereses en los préstamos era condenable, para estos pensadores.
 
La Iglesia también tuvo influencia en la idea del fraude, que se consideraba un pecado, así como otras actividades que hoy pudieran parecer cotidianas:
• Vender una mercancía a un precio más alto
• Comprar barato y vender caro
• No señalar si la mercancía presenta un defecto
 
Conclusión
 
Con este pequeño recorrido por la historia antigua, se entiende que la economía no surgió como ciencia, debido a que la investigación de los pensadores se enfocó en lo político, filosófico, ético y la teológico, además que en los tiempos antiguos, el interés se inclinaba por las ciencias naturales.
 
Por eso, se decía que ‘no había mucho que hacer’, porque las decisiones sobre los deseos y la asignación de recursos eran dictadas por la autoridad central y reforzada por la costumbre.
 
De cómo han evolucionado estas ideas hasta llegar a los conceptos que ahora conocemos, como la inflación, el tipo de cambio, entre otros, hablaremos en la próxima entrega.