Economía

¿Por qué Dos Bocas no creará un sector energético competitivo en México? Esto dice el IMCO

El instituto liderado por Valeria Moy explicó que la refinería de Dos Bocas ha generado polémica por la falta de planeación y opacidad.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) expresó que la nueva refinería ‘Olmeca’, ubicada en el puerto de Dos Bocas, Tabasco, no generará un sector energético más competitivo en México.

A través de un reporte, el IMCO detalló cuáles son los problemas que rodean a la obra más emblemática de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En primer lugar, el instituto señaló que el desarrollo del proyecto de Dos Bocas se ha caracterizado por la falta de planeación y opacidad, ya que no cuenta con un análisis de costo-beneficio.

“Las obras se iniciaron sin una manifestación de impacto ambiental, no se valoraron alternativas más eficientes para incrementar la producción de petrolíferos en el país. Además, no se conocen los verdaderos costos del proyecto”, indicó.

Como consecuencia de la mala planeación del proyecto, dijo, la construcción de la refinería ha enfrentado sobrecostos.

“La inversión prevista fue de alrededor de 160 mil millones de pesos (8 mil millones de dólares) sin embargo, el presidente López Obrador ha reconocido un sobrecosto de entre 3 y 4 mil millones de dólares, lo que representa un incremento de entre 38 y 50 por ciento respecto a lo estipulado en el presupuesto original”, detalló el IMCO.

La falta de transparencia en la construcción de esta magna obra también juega en contra del proyecto, advirtió el ‘think tank’.

“El proyecto ha sido desarrollado por la empresa filial de Pemex, PTI Infraestructura de Desarrollo, que por su naturaleza jurídica no tiene las mismas obligaciones de transparencia que las empresas subsidiarias o el corporativo, por lo que no hay información suficiente sobre el proyecto en el Presupuesto de Egresos de la Federación o en la Cuenta Pública”, apuntó el estudio.

Por lo tanto, el IMCO concluyó que la eventual entrada en operación de la refinería ‘Olmeca’ será un paso en la dirección contraria de lo que necesita Pemex, el país y el mundo.

“La refinería se ha desarrollado con una planeación inadecuada, uso ineficiente de recursos públicos, y en un contexto de opacidad que ponen en duda su viabilidad”, subrayó.

Hacia adelante, el instituto liderado por Valeria Moy propuso enfocar la inversión de Pemex en actividades de exploración y extracción de hidrocarburos, áreas en la que la empresa productiva del Estado ha demostrado ser rentable.

También recomendó invertir mayores recursos en la electrificación del transporte público y privado para que se reduzca el uso de combustibles fósiles en el país, completar la rehabilitación de las seis refinerías existentes y equiparlas para producir derivados de mayor valor agregado y desarrollar una estrategia de transición energética para el Sistema Nacional de Refinación (SNR).

También lee: