Economía

Crisis en las garnachas: Precio del aceite sube costo de alimentos más de 20 pesos

Gorditas, mariscos, tacos, tortas, quesadillas y pambazos, ninguna garnacha se salva del aumento en los precios del aceite comestible en México.

El aceite comestible es uno de los productos que más ha resentido el alza de precios. En los últimos 12 meses, algunas marcas duplicaron su costo al pasar de entre 26 y 39 pesos por litro, en mayo de 2021, a costos de entre 39 y 65 pesos en mayo pasado.

De acuerdo con el índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la inflación aceleró y registró una variación anual de 7.88 por ciento en la primera quincena de junio. El índice en general reportó un crecimiento del 0.49 por ciento.

El aumento en la inflación se debió principalmente a los incrementos en productos como la papa y otros tubérculos, así como el pollo, la electricidad, los refrescos envasados y la naranja.

Si comparamos el costo del aceite de 2019 con la actualidad, podemos señalar que el precio se ha incrementado 69 por ciento en 2022.

Por si fuera poco, la guerra entre Rusia y Ucrania ha impactado la importación del producto. Ambos países concentran el 77 por ciento de las exportaciones de aceite de girasol globales.

El aumento de la inflación no solo ha golpeado la cartera de los consumidores. Durante un recorrido por diferentes locales de venta de comida, El Financiero pudo observar alzas de entre dos y hasta 20 pesos en la conocida “vitamina t”: tortas, tacos, tamales, entre otros.

Inflación en México: Subieron las tortas y la gente no volvió

En Calzada del Hueso —en la alcaldía Tlalpan, al sur de CDMX— trabaja Armando, un vendedor de tortas que subió sus precios hasta tres pesos en el último año.


Armando explica que el incremento se debe a que el precio del aceite, pan, verduras, carne, refrescos, entre otros productos fundamentales para su negocio, subieron de costo.

“Antes de la pandemia estaba más tranquilo”, dijo Armando, quien ahora ofrece tortas de tres ingredientes 35 pesos o una cubana en 55 pesos, cuando hace un año las mismas costaban 32 y 50 pesos respectivamente.

Víctor también vende tortas en la misma zona. Él asegura que la inflación y las medidas sanitarias impuestas por la pandemia de COVID-19 afectaron severamente su negocio, puesto que la clientela no ha vuelto.

“(Los clientes) Entienden el aumento de precio, pero la gente no está dispuesta a gastar de más”, enfatiza Víctor.

Jaime, Laura y Claudia atienden en los Tacos El Gallito. Los tres coinciden que han visto un incremento de precios en los insumos que necesitan para su negocio; sin embargo, ellos han optado por soportar el embate de la inflación debido a que se encuentran en una zona escolar.

“La gente no trae dinero ahorita, todos estamos gastados”, dice Claudia, quien reporta una baja en la clientela.

‘Todas las garnachas se encarecieron…’

Los propietarios de la Birria Ceciliano no tuvieron otra opción más que subir el precio de todos sus platillos.

El negocio ubicado en Tlalpan subió sus productos de 18 a 20 pesos, incluyendo los refrescos. “El aceite es el que más ha subido” cuenta Antonio Ceciliano, quien dice que ni comprando en galones se ahorra.

Antes compraba un litro en 30 pesos y ahora está en 50, ¿Cómo le hago?”, menciona Ceciliano, mientras agrega que los productos desechables también aumentaron de forma dramática en su costo.

Rumbo al poniente de la Ciudad de México, a las afueras del metro Tacubaya, trabaja Juana, quien vende gorditas de chicharrón, de pastor, longaniza, queso, suadero, carne, pollo y campechanas.

En su pequeño puesto pintado de blanco cuelgan dos cartulinas. La primera indica que las gorditas sencillas están en 15 pesos y las combinadas en 20, aunque la parte de abajo de las cartulinas refleja que las sencillas costaban 10 y las combinadas 15 pesos anteriormente.

En el mar de puestos de comida de Tacubaya se encuentran los pescados y mariscos de Martín Pérez, quien conoce bien las subidas de precio del pescado, dependiendo de la temporada.

Cuenta que las empanadas de camarón y los filetes de pescado aumentaron de precio. ¿La razón? El limón, aguacate y jitomate, así como el pescado ahora cuestan más, pero, agrega, el aceite subió y le dio en ‘toda la torre’ a las ganancias.

“El aceite es una de las cosas que más subió, antes pagaba 18 pesos por una botellita de a medio litro y el otro día me la querían cobrar a 32″, dijo Martín, quien también enfrenta baja de clientela.

Al otro lado de la Ciudad de México, en los alrededores del Metro Pantitlán, están los Pescaditos Morales, puesto familiar que vende filetes, quesadillas, tortas y empanadas de camarón, así como banderillas y hasta micheladas.

Félix Morales, el dueño, cuenta que los filetes subieron de 10 a 15 pesos, mientras que las tortas, quesadillas y empanadas aumentaron de 15 a 25 pesos. El problema, indica, es que los precios pueden seguir en aumento si el aceite y otros productos fundamentales no bajan.

El aceite nos sorprendió, es de los que más ha subido y también no vamos a comprar del barato, eso afecta a nuestra comida. Por ejemplo, no es lo mismo cocinar con 1-2-3 que con Tradicional, y la gente se da cuenta”, aseguró Felix Morales.

Sin embargo, Morales dice que ha corrido con suerte y que “ya están pensando” cómo seguir con las ventas. “Muchos puestos de comida que estaban aquí ya no volvieron a abrir” dijo Félix Morales, al señalar una fila de al menos 20 locales cerrados entre las calles y camiones de Pantitlán.

También lee: