Economía

La economía mexicana sigue ‘enferma’ con la pandemia, según especialistas

México concluyó el 2021 con finanzas públicas robustas, estabilidad macroeconómica y financiera, diagnóstico el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio.

La recuperación de la economía mexicana continuará durante 2022, pero seguirá limitada por los choques de oferta, que están siendo causados por la pandemia, estimó el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio.

Destacó que de manera muy específica, los costos del transporte marítimos se han incrementado 10 veces más previo a la pandemia, asimismo, se están viendo interrupciones en cadenas de valor que tienen impactos más permanentes, como el de los microprocesadores que afectó a la industria automotriz en México.

“Obviamente estamos observando también las distintas variables del COVID que han generado olas de contagios, aunque no se han incrementado las defunciones, pero esto ha venido generando impactos por el lado de la oferta global y en México”, recalcó.

Hemos observado que la movilidad en algunos estados ha bajado en algunos estados por estas olas de contagios de Covid.

“De tal manera que vamos a ver una recuperación que va a estar limitada por estos choques de oferta”, subrayó.

Al presentar los Informes sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al cuarto trimestre de 2021, el funcionario destacó que México concluyó el año 2021 con finanzas públicas robustas, estabilidad macroeconómica y financiera y una deuda pública en niveles sostenibles.

John Soldevilla, director de Economy, Business & Indicators (EcoBi), subrayó que “el estancamiento que viene mostrando la economía desde noviembre cuando el IGAE apenas creció 0.3 por ciento anual, significa que el rebote se ha agotado y ahora la economía atraviesa por una etapa horizontal o lateral, es decir, sin avances”.

“La pandemia continúa siendo el principal limitante al crecimiento, y mientras no se vea una solución a este problema tendremos una combinación perversa de inflación y estancamiento”, lamentó.

Pablo López Sarabia, académico del Tec de Monterrey, enfatizó que además de los choques de oferta, otra limitante al crecimiento será la restricción monetaria, debido a que se prevé que el Banco de México siga elevando la tasa de interés.

Yorio rechazó que México esté viviendo un periodo de estanflación, definido como una combinación de recesión económica con alta inflación, al señalar que para que esto ocurra se requiere un conjunto de indicadores negativos y no solo de una caída en el PIB por dos trimestres consecutivos, sino alto desempleo, entre otras variables, y en México se está recuperando la ocupación.

Soldevilla explicó que “cuando la economía desciende dos trimestres consecutivos, se dice que técnicamente estamos en recesión, pero si las caídas son mínimas, creo que no hay tal, más bien estamos en una pausa. La recesión consiste en caídas generalizadas de la economía, además de que el empleo y otros indicadores se desordenan fuerte; mejor hablemos de una economía con un crecimiento horizontal”, recalcó.

Finanzas públicas robustas en 2021

El subsecretario de Hacienda destacó que México concluyó el año 2021 con finanzas públicas robustas, estabilidad macroeconómica y financiera y una deuda pública en niveles sostenibles.

En materia de finanzas públicas, los ingresos presupuestarios del sector público ascendieron a 5 billones 960 mil 910 millones de pesos, mayores en 421 mil 964 millones de pesos en comparación con el programa, y exhibieron un crecimiento anual real de 5.6 por ciento respecto a lo observado al cierre de 2020.

El gasto neto total del sector público se ubicó en 6 billones 738 mil 854 millones de pesos, monto superior a lo aprobado en 481 mil 714 millones de pesos y mayor a lo observado en 2020 en 6.4 por ciento real.

El gasto en desarrollo social ascendió a 3 billones 71 mil 333 millones de pesos, 85 mil 694 millones de pesos por encima del monto calendarizado, y representó el 59.9 por ciento del gasto programable.

El gasto no programable fue menor al programa en 67 mil 112 millones de pesos, como resultado principalmente de menores pagos por concepto de costo financiero en 36 mil 897 millones de pesos, así como de Adefas y otros más bajos que lo calendarizado en 25 mil 133 millones de pesos.

El déficit presupuestario llegó a 757 mil 790 millones de pesos, equivalente al 2.9 por ciento del PIB planteado originalmente en el Paquete Económico 2021. Se cumplió con la meta legal aprobada para el año, así como con el techo de endeudamiento aprobado por el H. Congreso de la Unión.

Por su parte, los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), la medida más amplia del déficit, sumaron 996 mil 661 millones de pesos o 3.8 por ciento del PIB, cifra menor a la proyección presentada en el Informe correspondiente al tercer trimestre de 2021 y que contribuyó a la reducción de la deuda.

La deuda neta del Gobierno Federal se ubicó en 10 billones 395 mil 86.6 millones de pesos, equivalente a 39.7 por ciento del PIB, y mantuvo una estructura sólida, con el 77.7 por ciento denominada en pesos y el 78.2 por ciento se encuentra contratada a tasa fija y con vencimientos a largo plazo. Por su parte, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, la medida más amplia de deuda, ascendió a 13 billones 114 mil 784.1 millones de pesos, cifra equivalente a 50.1 por ciento del PIB. Este resultado se compara favorablemente con el nivel de 51.7 por ciento del PIB observado al cierre de 2020 y con la estimación de 51 por ciento del PIB publicada en los Criterios Generales de Política Económica 2022.