Economía

Sector privado pide a Gobierno que se impulse energía verde

El CCE presentó sus peticiones para la cumbre mundial sobre cambio climático que se llevará a cabo en Escocia.

El sector privado quiere implementar nuevos modelos sostenibles con el medio ambiente, lo que incluye transitar a energías renovables bajo un marco regulatorio que se respete y les permita ser un componente en el combate de la urgencia climática, dijo Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), al fijar el posicionamiento del sector privado mexicano hacia la Conferencia del Cambio Climático (COP26) en Glasgow, Escocia.

“Para el sector privado es clave acelerar la transición a energías más limpias con operaciones y empleo sostenibles, respetando el estado de derecho y brindar certidumbre a cada una de las emisiones que nos facilitarán a la vez, transitar a una economía verde y descarbonizada”, y destacó que en los últimos años, toda la inversión en generación solar y eólica en México ha provenido del sector privado.

“Queremos implementar nuevos modelos sostenibles con el medio ambiente y con el uso adecuado de los recursos, esto incluye transitar a energías renovables, impulsar prácticas que minimicen los desechos sin residuos y fomentar la cultura de la economía circular entre otro”, agregó.


Mediante este posicionamiento, el CCE y los doce organismos que lo integran, hicieron un llamado a acelerar acciones que pongan en el centro combatir el cambio climático y entre todos generar soluciones efectivas ante el desafío ambiental y si bien reconocen el dilema que pudiera parecer para el gobierno ante tantas otras prioridades, el tema debe ser incluido.

Ante la presencia de Tatiana Clouthier, secretaria de Economía, la máxima cúpula empresarial reconoció hay soluciones viables al alcance del gobierno y las empresas para poder crear una actividad sostenible.

En respuesta, la funcionaria afirmó que “tomamos la llamada que hacen de cómo caminar, para traducirlo en acciones y poder, desde este espacio, con todas las secretarías, con todos los gobiernos estatales y municipales y sobre todo, haciendo un llamado desde lo individual, porque no hay acción pequeña que son sume a la ruta que tenemos que construir, que podamos ir llevando a cabo”.

Agregó que como administración federal, considerarán “lo que nos corresponde para poder hacer que el gobierno haga la parte que le corresponde a pasos más acelerados y poder también traducir palabras en acción”.


Eliminar subsidios, sugiere FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI), recomienda a México, Brasil, Argentina y Colombia, poner en práctica políticas de mitigación de contaminantes como eliminar subsidios al combustible y aumentar impuestos al carbono, lo que les generarían ingresos fiscales adicionales de entre 0.5 y 4.5 por ciento del PIB en su informe “Perspectivas Económicas Regionales” del Hemisferio Occidente.

Por su parte, Nigel Chalk, director interino del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, aseguró que la reforma constitucional al sector eléctrico en México debería alentar un mayor entorno comercial, estimular la inversión privada y abrir la oportunidad para que el país pueda transitar a una economía basada en energías renovables.

“En México hemos visto que la inversión privada ha sido bastante débil en los últimos años y cualquier cosa que hagan las reformas, deben alentar un mayor entorno comercial, deben estimular la inversión privada, deben abrir una oportunidad para que México pueda depender cada vez más de fuentes renovables”, dijo durante la presentación del documento.

Implicaría un retroceso: BBVA

BBVA México advirtió que la reforma constitucional que por estos días discute la Cámara de Diputados en caso de aprobarse representaría un “retroceso significativo” ya que implicaría privilegiar fuentes de electricidad más caras y más contaminantes, lo cual pondría en entredicho la transición energética del país.

Además, “la cancelación de contratos, permisos y certificados de energía limpia, como lo establece el transitorio de la reforma en cuestión, mandaría una nueva señal de incertidumbre que reduciría la inversión”, explicó Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA México.