Fox Sports México

Paola Espinosa y su ‘salto’ a la historia: Este es el legado de la clavadista mexicana

La clavadista Paola Espinosa anuncia su retiro después más de dos décadas en los trampolines, deja un legado en la historia del deporte mexicano.

Después de toda una vida en los trampolines, a sus 35 años la deportista olímpica Paola Espinosa anunció su retiro como clavadista profesional, es considerada una de las mejores deportistas latinoamericanas de este siglo.

Paola Milagros Espinosa Sánchez nació en la Ciudad de México el 31 de julio de 1986, aunque desde muy pequeña se mudó a La Paz, Baja California, donde comenzó en su pasión por el deporte de los clavados cuando tenía siete años.

Ese fue el inicio de una carrera que durante 28 años la llevaría a ganar dos medallas en los Juegos Olímpicos, 13 medallas en Juegos Panamericanos, nueve en los Centroamericanos y a influir en varias generaciones de deportistas.

Incluso en 2021 Mattel lanzó una muñeca de ella en homenaje a su trayectoria y como parte de la colección Mujeres que inspiran, basada en “las mujeres increíbles que asumieron riesgos, cambiaron las reglas y allanaron el camino para que generaciones de niñas soñaran más grande que nunca”.

28 años en los trampolines

En 2001, Paola Espinosa participó en una competencia a nivel internacional, en el Grand Prix de Canadá, en la cual obtuvo el treceavo lugar en trampolín de tres metros; poco después asistió al Campeonato Mundial en el 2001 en Japón, donde logró el sexto lugar en trampolín sincronizado.

Un año después avanzó a saltos agigantados, en marzo de 2002 ganó su primera medalla a nivel mundial, plata en el Grand Prix de Rusia.

Con ella en las competencias, la rama femenil de esta disciplina sumó gran relevancia en la historia olímpica mexicana.

La deportista fue reconocida en 2019 con el Premio México del deporte en la categoría de trayectoria deportiva, es el máximo reconocimiento que da el Gobierno de México a una persona atleta.

Paola Espinosa en los Juegos Olímpicos

A sus 18 años, Espinosa llegó a Juegos Olímpicos de Atenas 2004, en los cuales participó en plataforma de 10 metros y quedó en el duodécimo lugar en la modalidad individual y en quinto en saltos sincronizados.

Regresó a dicha justa deportiva en Beijing 2008, donde fue abanderada de la delegación mexicana y obtuvo la medalla de bronce en clavados sincronizado desde la plataforma de 10 metros, al lado de Tatiana Ortiz; en la prueba individual fue el cuarto lugar mientras que Tatiana en quinto.

Para Londres 2012 la clavadista estaba en todo su esplendor, se volvió a subir al podio con la medalla de plata en clavado sincronizado desde la plataforma de 10 metros, junto a Alejandra Orozco, en la individual quedó en sexto lugar. En esa ocasión se convirtió en la primera deportista mexicana obtener dos preseas en distintas justas olímpicas.

En Río 2016 compitió de nuevo al lado de Alejandra Orozco y obtuvo el sexto lugar, individualmente fue cuarto.

La polémica de Tokio 2020

Espinosa quedó fuera en medio de polémicas para Tokio 2020, pretendía competir en la prueba de trampolín sincronizados de tres metros junto a su pareja Melany Hernández, plaza que ganaron para México en el Mundial de Gwangju 2019.

Sin embargo, en ese momento ella acusó que su participación le fue negada porque no quiso subir una carta a sus redes sociales en la debía pedir que no desapareciera el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar), un fideicomiso que fue señalado por incentivar la corrupción y con el que se financiaban las competencia de los atletas.

Paola Espinosa considera que esto le generó un problema con la exmedallista olímpica Ana Gabriela Guevara, directora de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade), quien presuntamente la dejó fuera de Tokio.

Ya a finales de 2021, la deportista puso en duda su futura participación en los Juegos Olímpicos de París 2024: ”Todavía no decido bien qué es lo que voy a hacer... tengo que valorar mi vida, mi hija, mis sueños y mis objetivos y ya veremos”, comentó en ese entonces y este lunes tomó la decisión definitiva.

Dejar este legado a las nuevas generaciones es un final maravilloso. Me voy feliz para disfrutar mi vida, ya era el momento física y mentalmente era el momento de disfrutar a mi hija, en donde me paré gane una medalla”, dijo Espinosa en una conferencia.

También lee: