Border

Nuevo Laredo se prepara para aumento de refugiados con reactivación de ‘Quédate en México’

En cualquier momento, el Gobierno estadounidense puede comenzar a retornar migrantes por la frontera norte.

Desde este lunes, como parte del avance de la reactivación del programa de Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), a lo largo de las distintas ciudades fronterizas entre Estados Unidos y México, se añadió a la lista Laredo, Texas y Nuevo Laredo.

Esto quiere decir que en cualquier momento, el Gobierno estadounidense puede comenzar a retornar migrantes por esta frontera que permanecerán en México hasta que se resuelva en una corte su proceso para ingresar de manera legal a EU o sean deportados a su país de origen.

Para ello, desde hace varios meses, en la ciudad de Laredo, se construyó un complejo de carpas frente al hotel La Posada que se ubica contiguo al  Puente Internacional Puerta de las Américas y del Puente Internacional Juárez Lincoln, donde todo está preparado para recibir a los migrantes que serán trasladados a México en espera de la resolución de su caso.

En la frontera del lado mexicano serán recibidos por autoridades del Instituto Nacional de Migración o de los grupos BETA, que están conformados por servidores públicos de los tres órdenes de Gobierno de México especialistas en temas de migración, y por la OIM México-Organización Internacional para las Migraciones- quienes se darán a la tarea de brindarles la papelería correspondiente para su estancia en el país mexicano, hacerles prueba COVID, brindarles información sobre el MPP, así como asegurar su traslado a refugios seguros.

De acuerdo con información brindada por el padre Marvin Ajic, responsable de la Casa del Migrante Nazareth en Nuevo Laredo, en esta ocasión, los migrantes que crucen por esta frontera serán invitados a quedarse en Monterrey para esperar sus audiencias.

“Las personas que sean aceptadas a poder ser estudiados sus casos han sido invitadas a dirigirse hacia Monterrey, por lo mismo OIM se ha comprometido en hacer los traslados hacia los albergues que fueron previamente contactados en Monterrey, y se ha comprometido de traerlos a los días de las audiencias que le sean marcados”, expresó.

Trasladar a los migrantes a Monterrey les asegurará mayor seguridad por ser una ciudad que no se encuentra en frontera, así como más actividades recreativas que hacer.

Sin embargo, aunque a partir de este lunes se reactivó el programa MPP o mejor conocido como ‘Quédate en México’ en esta frontera, eso no significa que ya comenzarán los traslados.

“Los cruces serán en números muy reducidos, máximo 10 personas por día, los siete días de la semana, más no significa que haya la seguridad que vayan a procesar los 10 el mismo día. Conforme los días pasen podrán ir incrementando los cruces”, explicó.

De hecho, la OIM México reportó por la mañana para este medio de comunicación que hasta este lunes no había llegado ningún migrante aún, pero que estarán en constante comunicación con autoridades migratorias para instalarse del lado mexicano de la frontera cuando inicien los arribos.

Por otro lado, el padre Marvin declaró que aunque les alegra que se haya reactivado este programa, no era lo que esperaban, pues no aplica para mexicanos.

“Nosotros estamos contentos porque finalmente es uno de los pasos, aunque si nos hubiera gustado que esto no incluyera solamente la reapertura del programa MPP, sino que fuera también una reapertura de casos para asilo político donde se incluyeran también los mexicanos”, señaló.

Y es que tan solo poniendo de ejemplo a la Casa del Migrante Nazareth, de 130 migrantes que tiene, 110 son mexicanos por lo que los beneficiados serán muy pocos con la reactivación de este programa. Además de que hasta el momento ninguno ha sido contactado para iniciar su caso, ni de dicho lugar, ni del resto de los albergues en Nuevo Laredo.