¿Los traductores humanos tienen futuro en medio de la ola de las apps de idiomas?
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Los traductores humanos tienen futuro en medio de la ola de las apps de idiomas?

COMPARTIR

···
menu-trigger

¿Los traductores humanos tienen futuro en medio de la ola de las apps de idiomas?

bulletA pesar de la aparición de numerosas aplicaciones de traducción, los que se dedican a esta profesión son solicitados para ayudar a mejorar las apps.

Redacción
12/12/2018
Actualización 12/12/2018 - 19:46
En 2016, Google lanzó una herramienta de traducción impulsada por Inteligencia Artificial.
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

En medio de la ola de aplicaciones móviles, los traductores humanos parecen perder la batalla, pero una herramienta muestra que éstos aún tienen una esperanza de conservar sus empleos.

En 2016, Google lanzó una plataforma de traducción impulsada por Inteligencia Artificial que es " casi indistinguible " de la traducción humana.

Sin embargo, detrás de los traductores más efectivos, al menos para textos complejos, no hay máquinas sino humanos.

Compañías como Snap o Zendesk, que se están expandiendo a nuevos mercados, recurren a Lilt, una plataforma de traducción asistida creada por un par de ingenieros que formaron parte del equipo de Google Translate.

En lugar de simplemente hacer que una máquina traduzca el texto de forma algorítmica, Lilt intenta combinar la tecnología con el conocimiento humano.

Cuando el humano traduce texto, Lilt predice lo que este podría escribir, similar a la función de texto predictivo de Gmail. Cuando el humano realiza una edición de acuerdo con la sugerencia que realizó el algoritmo, los datos se envían a la máquina, lo que hace que el algoritmo sea cada vez más inteligente con el tiempo.

La traducción es una industria global de 50 mil millones de dólares y se espera que crezca a más de 66 mil millones de dólares en los próximos cinco años, según la consultora de idiomas Nimdzi Insights. Al contrario de lo que se esperaría, la Oficina de de estadísticas laborales de Estados Unidos muestra que la demanda de traductores humanos se ha duplicado en los últimos siete años, una tendencia que el cofundador de Lilt, Spence Green, no cree se reduzca rápidamente.

Green proyecta que las herramientas de traducción como Lilt reducirán el costo de la traducción por palabra y aumentarán la tasa que los traductores pueden cobrar por su tiempo de trabajo. A diferencia de las aplicaciones de traducción diseñadas para el uso cotidiano de los consumidores, como Google Translate, Lilt está diseñado para uso comercial, donde los riesgos de inexactitud son mayores. En este momento, una traducción profesional sigue siendo un proceso engorroso y costoso, pero a medida que la tecnología supera a los humanos, eso va a cambiar.

Los traductores humanos pueden traducir de 2,000 a 3,000 palabras por día, pero con la ayuda de la tecnología, Lilt dice que los traductores pueden cambiar la misma cantidad de texto de tres a cinco veces más rápido, generándoles más dinero en el proceso.