Tech

¿Nos quedamos sin smartphones? Trabajadores de Samsung anuncian huelga indefinida

El sindicato de Samsung informó que se va a huelga general e indefinida, luego de que hubiera planes para solo hacer huelga tres días.

El sindicato más grande de Samsung, con más de 30 mil trabajadores, declaró una huelga indefinida, una medida sorpresiva que aumenta el riesgo de interrupciones en la producción en el mayor fabricante de chips de memoria del mundo.

La convocatoria del sindicato a una huelga general agrava la disputa con la mayor empresa de Corea del Sur. Miles de trabajadores se manifestaron a principios de esta semana frente a los complejos de fabricación de chips de Samsung al sur de Seúl para dar inicio a lo que originalmente era una huelga de tres días en demanda de mejores salarios.

Se trata de la mayor acción sindical organizada en el medio siglo de historia del conglomerado surcoreano. No está claro cuántos en total responderán a la convocatoria del sindicato, pero la preocupación es que la acción pueda tener un efecto dominó y perjudicar a la corporación más conocida del país, o desencadenar respuestas similares en toda una industria tecnológica y de chips en recuperación.

“La dirección no tiene intención de dialogar”, afirmó el sindicato en un comunicado publicado en su página web. “Hemos identificado claramente interrupciones en la producción en línea y la empresa lamentará esta decisión”, afirmó. El sindicato se centrará primero en unas instalaciones de producción más pequeñas, de 8 pulgadas, que dependen más de trabajadores humanos, antes de centrarse en la producción de memorias de gran ancho de banda en Pyeongtaek. “La dirección acabará cediendo y se sentará a la mesa de negociaciones”.

Las acciones de Samsung redujeron sus ganancias anteriores y cayeron 0.3 por ciento en Seúl este miércoles, mientras que proveedores como Wonik IPS, TES Co. y Soulbrain Holdings perdieron terreno.

Gran parte de la producción de Samsung está automatizada, pero la empresa no puede permitirse ningún problema de fabricación en las próximas semanas. La empresa está tratando de convencer a Nvidia de que utilice su memoria de gran ancho de banda, un requisito previo para alcanzar a su rival más pequeño SK Hynix en el floreciente campo de la inteligencia artificial.

“Samsung garantizará que no se produzcan interrupciones en las líneas de producción”, afirmó la empresa en un comunicado. “Seguimos comprometidos a entablar negociaciones de buena fe con el sindicato”.

La huelga también se produce en un momento en que la cadena de suministro global de semiconductores se enfrenta a una rivalidad tecnológica y desafíos geopolíticos cada vez mayores entre Estados Unidos y China. Samsung representa aproximadamente el 20 por ciento del mercado mundial de DRAM y alrededor del 40% de las memorias flash NAND, que se utilizan en teléfonos inteligentes y servidores.

Los analistas afirman que los inversores siguen en gran medida imperturbables. El mercado está centrado en la rapidez con la que Samsung pueda obtener la aprobación de Nvidia para suministrar a HBM y tiene “poco interés en la huelga”, afirma Lee Seung-woo, director del centro de investigación de Eugene Investment & Securities. También es difícil evaluar cuál será el impacto en las ganancias, ya que una posible interrupción de la producción puede hacer subir los precios de los chips, afirma.

Trabajadores de Samsung exigen mejores salarios

Las demandas de los trabajadores se producen después de que Samsung registrara un aumento de 15 veces en sus ganancias operativas en el trimestre de junio, lo que refleja un repunte en la demanda de chips de memoria y un auge de la inversión en infraestructura de inteligencia artificial. Sin embargo, los inversores siguen preocupados por la posición de mercado de la empresa en chips de inteligencia artificial frente a SK Hynix.

El sindicato más grande de Samsung pasó semanas preparándose para la huelga, después de que las negociaciones sobre salarios y vacaciones fracasaran el mes pasado. El acontecimiento de esta semana es una rápida escalada de la huelga de un solo día que se llevó a cabo a principios de junio, la primera en los 55 años de existencia de Samsung.

Los dirigentes sindicales han dicho que la acción tiene como objetivo hacer valer sus demandas interrumpiendo la producción en una de las instalaciones de chips más avanzadas de la empresa. También coincide con el mayor lanzamiento de productos del año de Samsung en París, donde se espera que la empresa presente nuevos teléfonos y relojes plegables con inteligencia artificial y novedosas funciones de seguimiento de la salud.

Los dirigentes sindicales dijeron que más de 6 mil 500 personas se inscribieron para participar en el paro de tres días. La policía estimó más tarde que la participación fue de casi la mitad de esa cifra el lunes.

También lee: