Tech

Pegasus responde a acusaciones: Software fue hecho para salvar vidas, no para espionaje

La empresa israelí NSO Group aseguró que las fuentes de una investigación publicada en varios medios los engañaron.

Jerusalén.- La empresa israelí NSO Group calificó de “endeble” la investigación que implica a su software Pegasus en el espionaje de activistas, políticos y nombres destacados.

Preguntada por Efe sobre los gobiernos a los ha sido vendido este software, un portavoz remitió al comunicado oficial, publicado este domingo, en el que rechaza la información obtenida por Forbidden Stories y Amnistía Internacional (AI), y difundida ayer por el Washington Post.

Según esta investigación, al menos 37 contactos, de una lista de 50 mil teléfonos móviles, fueron infiltrados con el programa de software, y este habría alcanzado a periodistas, defensores de derechos humanos y políticos de países como México, India, Hungría y Marruecos.


Mil contactos habrían sido identificados, entre ellos, 65 altos cargos de empresas, 85 activistas de derechos humanos, 189 periodistas y más de 600 políticos, incluidos jefes de Estado y de Gobierno.

”Los editores decidieron seguir adelante con esta historia, incluso después de que quedó claro que sus fuentes no identificadas los habían engañado, probablemente intencionalmente”, aseguró la empresa sobre la información publicada.

The Washington Post y los otros medios no han podido averiguar cuál era exactamente el objetivo de la lista de 50 mil nombres, ni el origen del listado y cuántos en total fueron objeto de espionaje.

”Como NSO ha dicho anteriormente, nuestra tecnología no se asoció de ninguna manera con el atroz asesinato de Jamal Khashoggi. Podemos confirmar que nuestra tecnología no se utilizó para escuchar, monitorear, rastrear o recopilar información sobre él o los miembros de su familia mencionados en su consulta”, indicó en la nota.

La empresa ha sido señalada en anteriores ocasiones por vender el sowftware espía a países con déficit democrático y algunos diputados israelíes intentaron en 2016 prohibir legalmente los permisos de exportación para el grupo NSO. En 2019, Pegasus fue acusado de facilitar el espionaje a mil 400 personas, entre ellas varios políticos catalanes, aprovechando una vulnerabilidad de WhatsApp para infiltrarse en los teléfonos.

Los Gobiernos o agencias de seguridad que usaron Pegasus para infiltrar los teléfonos de periodistas, activistas y otros políticos habrían supuestamente violado la licencia de uso creada por NSO Group. La compañía aseguró que “continuará investigando todas las denuncias creíbles de uso indebido y tomará las medidas adecuadas en función de los resultados de estas investigaciones” lo que incluye “apagar el sistema de un cliente”.

Pegasus fue diseñado para perseguir a criminales y terroristas y está restringido a un número limitado de Gobiernos y agencias gubernamentales.

“El Grupo NSO está en una misión para salvar vidas, y la compañía ejecutará fielmente esta misión sin inmutarse, a pesar de todos y cada uno de los intentos continuos de desacreditarlo con motivos falsos”, defendió la empresa.