Nacional

Gas Bienestar: AMLO quiere llevarlo a todo México, pero faltan cilindros, dice Pemex

El director de Pemex planteó la fabricación de más contenedores en plantas propias para no retrasar las operaciones.

El director General de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza reconoció que una de sus mayores preocupaciones es la falta de cilindros para “masificar” Gas Bienestar en el país.

En Tabasco, donde el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió hace meses con la llegada de la empresa del Estado, el funcionario dijo que se está haciendo lo posible por rehabilitar los cilindros y además fabricar más en plantas propias, por lo que la promesa se podría cumplir hasta 2022.

Actualmente sólo opera en Ciudad de México, donde se han tenido “buenos resultados” y los usuarios reportan que ahora el gas LP les dura hasta 12 días más que antes, afirmó.

Pero la falta de estos contenedores se ha convertido en un problema que, según el funcionario, no ha permitido que se avance con la rapidez deseada.

“Es mi dolor de cabeza, tenemos lamentablemente el problema de que no hay capacidad en las fábricas para surtirnos lo que necesitamos (...), Estamos haciendo lo necesario para tener nuestras propias fábricas y equipos de rehabilitación. Seguramente antes de fin de año tendremos nuestra propia fábrica”, acotó.

Romero Oropeza aseguró “que no es por falta de ganas” que no hayan iniciado con este programa en la entidad, pero por lo pronto no hay abasto de tanques de parte los fabricantes.

“Estamos en la idea de que a la vuelta de dos o tres meses, ya vamos a tener, lo vamos a tener antes, nuestra fábrica de cilindros, vamos a tener varios equipos de rehabilitación y es muy probable que a partir del próximo año, ya podamos empezar a cumplir los compromisos que hizo el presidente de la República y particularmente aquí en Tabasco con el tema del gas bienestar”, aseveró.

En entrevista, no descartó que la tierra del presidente también sea sede de una de estas plantas, como parte de una estrategia de PEMEX.

“Vamos a tener en varias partes del país, pero seguramente Tabasco, después de la Ciudad de México, es el segundo punto donde empieza Gas Bienestar. Vamos a buscar puntos geográficas en la República que nos permitan tener una fábrica y con ello surtir a una región del país”, apuntó.

Romero Oropeza explicó que “Gas Bienestar” no es un programa exclusivamente de venta de gas, sino de seguridad, porque revisan que los cilindros no tengan fugas, le quitan el óxido y pintura, le cambian la base y la corona, además verifican que las válvulas estén en buenas condiciones para volverlos a sacar a circulación y no poner en riesgo la vida de las personas.