Nacional

Lozoya tiene una afición ‘secreta’: la minería... y con eso pagó campaña de Peña Nieto

Se encontró que aparecen al menos 14 operaciones de compra y venta de metales preciosos, las cuales se llevaron acabo entre marzo de 2011 y agosto de 2013.

Nuevos documentos obtenidos por Mexicanos contra la Corrupción muestran la afición escondida de Emilio Lozoya: la minería. Con ayuda de esta logró encubrir pagos ilegales para financiar la campaña de Peña Nieto, transferir fondos a compañías fachada en Hong Kong, entre muchas otras cosas más.

Con ayuda de una compañía offshore creada en las Islas Vírgenes, llamada Tochos Holding, Lozoya logró realizar transferencias a al menos dos empresas fachada en Hong Kong para “proyectos” de minería en México.

Esta misma empresa offshore sirvió para ocultar los sobornos que recibió de Altos Hornos de México (AHMSA) y Odebrecht.


El primer traspaso detectado a Hong Kong se dio el 25 de noviembre de 2011 por la cantidad de 75 mil 500 dólares. La referencia de la operación solo tenía las claves “Zaniza” y “Chihuahua”. La segunda transferencia a una empresa en esta ciudad fue por 15 mil dólares, con el concepto de “proyectos mineros en México”.

Al revisar los estados de cuenta de Tochos Holding se encontró que aparecen al menos 14 operaciones de compra y venta de metales preciosos, las cuales se llevaron acabo entre marzo de 2011 y agosto de 2013.

En tan solo seis de las operaciones realizadas en ese periodo se detectó que Lozoya invirtió 776 mil dólares en estos metales y obtuvo una ganancia de un millón 67 mil dólares en al menos otras ocho transacciones.

Pero esto no se queda ahí pues en los documentos que él entrego para no ser enviado a prisión hay una serie de documentos sobre algunos de sus “proyectos mineros” con los que encubrió pagos ilegales para financiar la campaña de Peña Nieto.

Los supuestos proyectos de extracción de oro, hierro y carbón en Bolivia, Colombia y Argentina sirvieron para poder pagar los sobornos de 10 asesores electorales. Estos sobornos fueron por más de un un millón y medio de dólares.