Confidencial

El escandalazo de Lozoya

Vaya escándalo el que se desató con las fotos que posteó Lourdes Mendoza, colaboradora de este diario, de Emilio Lozoya.

Vaya escándalo el que se desató con las fotos que posteó Lourdes Mendoza, colaboradora de este diario, de Emilio Lozoya. Desde el Presidente de la República, hasta la oposición y la ciudadanía, reclamaron el cinismo de Lozoya para exhibirse en un lujoso restaurante. Tan confiado parece sentirse que no dudó en presentarse en un lugar en el que fácilmente podría ser captado. ¿Cambiará esto algo en FGR o a Gertz le valdrá todo lo que digan actores políticos y la opinión pública? Ya lo veremos.

Sin “piel sensible” en el PRI

Son rumores, eso de que hay división en el PRI, “en política se dicen muchas cosas”, nos confesó Alejandro Alito Moreno, dirigente nacional del partido. En el tricolor “no hay piel sensible” y su posición frente a la reforma eléctrica de AMLO –dijo– será “de tolerancia, de apertura, de diálogo, y creo que el diálogo hay que fortalecerlo siempre. No hay que tener la piel sensible, hay que darle hacia adelante y hay que pensar en el país”, deslizó el legislador. Ante versiones y críticas, refutó que el otrora partidazo “está unido, sólido, el PRI va a presentar una postura todos juntos”.

Desmantelan a superdelegados

¿Y los superdelegados, apá? El presidente López Obrador sumó dos góbers morenistas a los que designó como sus representantes en dos entidades: Michoacán y Sonora. Ayer Alfonso Durazo indicó que el mandatario concentrará toda la acción federal en su persona, para así lograr y “fortalecer” su capacidad para atender las demandas de la gente, aunque –aseguró– esto no tiene tintes electorales.

El góber y el negocio de las redes

Que alguien le diga al flamante góber naranja de Nuevo León que ya no está en campaña, que ya es mandatario constitucional. Y es que su esposa, la influencer Mariana Rodríguez, está convocando a sus seguidores a que les den follow a ella y a Samuel García estatal, con la promesa de que podrán ganar un smartphone (el de la manzanita) y un kit del “Nuevo Nuevo León” (lo que sea que eso signifique). En la foto del post aparece el Ejecutivo estatal con el dichoso teléfono móvil y ella abrazándolo… Ya supérenlo.

Piso parejo, desliza Ebrard

El canciller Marcelo Ebrard, como no queriendo la cosa, ayer deslizó su deseo de que en Morena exista piso parejo en la selección del candidato presidencial, igual que Ricardo Monreal. Resulta que Ebrard, en conferencia conjunta con el senador, fue cuestionado sobre si no sería importante que hubiera piso parejo, y se limitó a responder: “Siempre, claro que sí”. “Por ahí me dijeron que usted había dicho que esta vez no va a declinar”, soltó el columnista Francisco Garfías, a lo que respondió: “Nunca, yo solamente decliné en el año 2000, cuando Andrés era candidato a jefe de Gobierno y el riesgo era que se perdiera la ciudad frente a Acción Nacional en esos años. Pero no, no está en mi horizonte ese tema”. Veremos...

El Presidente ante el obturador

Una cuarta lente oficial sigue los pasos de ya saben quién; el Presidente tiene a prueba a un cuarto fotógrafo, quien de momento sólo colabora para sus imágenes de la conferencia matutina. Desde el arranque de su administración, incluyó en su equipo a cuatro reporteros gráficos, pero luego la austeridad lo hizo reducir a tres; ahora analiza retornar al esquema original.

Blogueros de Edomex

Cejas levantadas ha generado un encuentro al que citó el diputado Guillermo Zamacona con algunos blogueros del Estado de México, debido a que no lo consultó ni con la Junta de Coordinación Política ni tampoco con el coordinador del Grupo Parlamentario del PRI, Elías Rescala. Pero nos dicen que en realidad quien se ha saltado las trancas fue el comunicador Óscar Espitia, que, lejos de quererle ayudar al legislador de Huixquilucan, lo que busca es un proyecto personal que muchas personas, nos hacen notar, lo sienten muy lejano.

COLUMNAS ANTERIORES

Primero lo primero
Canciller versátil

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.