Mundo

Biden se escandaliza por petición del Tribunal Penal Internacional de arrestar a Netanyahu

Joe Biden criticó que el fiscal Karim Khan del Tribunal Penal Internacional quiera meter en el mismo saco a Netanyahu y el gobierno de Israel con la organización terrorista Hamás.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, tildó de ‘escandalosa’ la decisión de la Fiscalía del Tribunal Penal Internacional (TPI) de pedir órdenes de arresto internacionales contra el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y su ministro de Defensa, Yoav Gallant. También ha pedido órdenes de detención para dirigentes del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

“Permítanme ser claro: independientemente de lo que este fiscal (Karim Khan) pueda dar a entender, no hay equivalencia ninguna entre Israel y Hamás. Siempre estaremos junto a Israel frente a las amenazas a su seguridad”, señaló en un comunicado remitido por la Casa Blanca.

El secretario del Departamento de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha definido la decisión como “vergonzosa” y dijo que “podría poner en peligro los esfuerzos en curso para lograr un acuerdo de alto el fuego”.

Hamás es una organización terrorista violenta que llevó a cabo la peor masacre de judíos desde el Holocausto y todavía mantiene como rehenes a decenas de personas inocentes, incluidos estadounidenses”, expresó en un comunicado del Departamento de Estado en el que criticó que se ponga en el mismo lugar a Israel y Hamás.

Blinken también explicó que el tribunal “no tiene jurisdicción” sobre este caso, dado que el principio de complementariedad en el que se fundamenta la corte “no parece haberse aplicado aquí”.

“En otras situaciones, el fiscal ha dado prioridad a las investigaciones nacionales y ha trabajado con los estados para darles tiempo a investigar. El fiscal no le dio la misma oportunidad a Israel, que tiene investigaciones en curso sobre acusaciones contra su personal”.


El secretario de Estado también argumentó que pese a no ser miembro del TPI, “Israel estaba dispuesto a cooperar” con Khan. “De hecho, el propio fiscal tenía previsto visitar Israel la próxima semana para discutir la investigación y escuchar al gobierno israelí”, sentenció.

Esto se produce después de que Khan aseguró durante su anuncio de este lunes que la petición de órdenes de arresto contra Netanyahu y Gallant derivan de “motivos razonables” para creer que “tienen responsabilidad penal” en crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad “cometidos en el territorio del Estado de Palestina, en la Franja de Gaza, al menos desde el 8 de octubre”.

Así, destacó que ambos serían responsables de “la muerte por hambre de civiles como método de guerra”, “causar voluntariamente un gran sufrimiento o heridas graves”, “tratamiento cruel”, “asesinato intencionado o asesinato como crimen de guerra”, “ataques contra población civil”, “exterminio”, “persecución” y “otros actos inhumanos”.

¿Qué dijeron en Europa de la orden de arresto a Netanyahu?

Por otro lado, el primer ministro de República Checa, Petr Fiala, coincidió con la posición de Estados Unidos y resaltó en la red social X que esta decisión de pedir órdenes de arresto “junto con líderes de una organización terrorista islamista” es “espantosa y completamente inaceptable”.

“No debemos olvidar que fue Hamás quien atacó a Israel en octubre y mató, hirió y secuestró a miles de personas inocentes. Fue este ataque terrorista no provocado el que condujo a la actual guerra en Gaza y al sufrimiento de los civiles en Gaza, Israel y Líbano”, ha zanjado.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, resaltó que este paso llevado a cabo por Khan es “absurdo y vergonzoso”. “Esas iniciativas no acercarán a Oriente Próximo a la paz, sino que sólo alimentarán más tensiones”, ha indicado.

Más templado se mostro el canciller de Austria, Karl Nehammer, quien destacó en la citada red social que el país respeta “plenamente la independencia del TPI”, que tiene sede en La Haya, Países Bajos.

“Sin embargo, no es comprensible que se mencione al líder de la organización terrorista Hamás, cuyo objetivo declarado es la extinción del Estado de Israel, al mismo tiempo que a los representantes democráticamente elegidos de ese mismo Estado”.

La ministra de Exteriores belga, Hadja Lahbib, indicó en un comunicado que “los crímenes cometidos en Gaza deben ser procesados al más alto nivel, independientemente de sus autores”. “La lucha contra la impunidad dondequiera que ocurran los crímenes es una prioridad para Bélgica”.

Asimismo, precisó que la decisión de Khan de pedir órdenes contra líderes de Hamás y de Israel “es un paso importante en la investigación de la situación en Palestina”. “Bélgica seguirá apoyando el trabajo esencial de la justicia internacional para garantizar que los responsables de los crímenes rindan cuentas”.

De forma similar se pronunció el ministro de Exteriores irlandés, Micheál Martin, quien insistió en que es “vital” que se respete “la independencia e imparcialidad” del tribunal. “Irlanda condena las recientes amenazas contra el TPI y sus funcionarios: su papel para poner fin a la impunidad es esencial”, agregó.

También lee: