Mundo

Este es el plan de Reino Unido para llevar a los solicitantes de asilo a Ruanda

El gobierno de Ruanda dijo que el acuerdo duraría inicialmente cinco años.

Gran Bretaña anunció el jueves un acuerdo con Ruanda para enviar al país africano a algunos solicitantes de asilo, un plan que —alegó— evitaría que los traficantes de personas envíen a inmigrantes desesperados en viajes traicioneros por el Canal de la Mancha.

Opositores y grupos de refugiados en Reino Unido consideraron la medida como inhumana, inviable y un desperdicio de dinero público.

El plan vería a algunas personas que llegan en camiones o botes a Gran Bretaña como polizones y serían enviados a Ruanda, a 6 mil 400 kilómetros de distancia.

Los críticos acusan al primer ministro, Boris Johnson, de usar el tema para distraer la atención de un escándalo sobre las reuniones de funcionarios del gobierno que violaron las reglas de confinamiento por la pandemia. Johnson se resiste a los llamados a renunciar después de haber sido multado por la policía esta semana por las fiestas.

Los migrantes han utilizado desde hace mucho tiempo el norte de Francia como punto de partida para llegar a Gran Bretaña, ya sea escondiéndose en camiones, transbordadores o en pequeñas embarcaciones de contrabandistas. Más de 28 mil personas ingresaron a Reino Unido en botes el año pasado, frente a las 8 mil 500 en 2020. Decenas han muerto, incluidas 27 personas en un naufragio en noviembre.

El jueves, botes salvavidas británicos recogieron a decenas de hombres, mujeres y niños en el canal y los llevaron a tierra en el puerto de Dover, mientras Johnson describía el plan a unos pocos kilómetros de distancia.

“Cualquiera que ingrese ilegalmente a Reino Unido... será reubicado ahora a Ruanda”, declaró Johnson en un discurso ante soldados y miembros de la guardia costera en un aeropuerto cerca de Dover.


El gobierno de Ruanda dijo que el acuerdo duraría inicialmente cinco años y que Gran Bretaña había pagado 120 millones de libras (158 millones de dólares) por adelantado para cubrir gastos como vivienda y la integración de los inmigrantes.

El ministro de Relaciones Exteriores de Ruanda, Vincent Biruta, dijo que con el acuerdo “se trata de garantizar que las personas sean protegidas, respetadas y capacitadas para promover sus propias ambiciones y establecerse permanentemente en Ruanda si así lo desean”.