Mundo

Adiós a las pruebas COVID para ingresar a Canadá

Los visitantes a la fecha deben hacerse una prueba rápida de antígenos.

A partir del 1 de abril, Canadá ya no pedirá a los viajeros que estén vacunados mostrar una prueba de COVID-19 para ingresar al país.

Un funcionario de alto rango del gobierno confirmó el cambio el 15 de marzo. Habló bajo condición de anonimato debido a que no tenía autorización para comentar públicamente el tema previo al anuncio oficial.

El mes pasado, el ministro de Salud Jean-Yves Duclos anunció que los viajeros que lleguen a Canadá podrían presentar una prueba rápida de antígenos en la frontera como una alternativa a una prueba molecular más costosa.

Estados Unidos aún requiere que los viajeros muestren una prueba negativa de COVID-19 para ingresar al país.

Gran Bretaña retira restricciones por COVID-19 a viajeros

El gobierno británico informó el 13 de marzo que todas las medidas que aún se aplican a los viajeros en relación con el coronavirus, como los formularios de localización de pasajeros y el requisito de que las personas no vacunadas se sometan a una prueba diagnóstica antes y después de su llegada, finalizarán este viernes para facilitar las vacaciones escolares de Semana Santa.

El secretario de Transportes, Grant Shapps, dijo que los cambios significarán que la gente “podrá viajar como en los buenos tiempos”.

En los formularios de localización de pasajeros hay que especificar los datos del viaje, la dirección de alojamiento en el Reino Unido y el estado de vacunación.

Este anuncio se produce cuando los contagios por coronavirus están aumentando por primera vez desde finales de enero en las cuatro regiones del Reino Unido: Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte.

También está en aumento el número de pacientes hospitalizados con COVID-19. Los científicos afirman que gran parte de las infecciones nuevas en Inglaterra se deben a una subvariante más transmisible de la variante ómicron.

“Seguiremos vigilando y rastreando posibles nuevas variantes, y mantendremos una reserva de medidas que puedan desplegarse rápidamente en caso de ser necesario para mantenernos a salvo”, dijo el secretario de Sanidad, Sajid Javid.