Mundo

Unicef urge reapertura de escuelas: no son espacios importantes de transmisión de coronavirus

El organismo de la ONU señala que la reapertura de colegios no debe depender de la vacunación a maestros y alumnos.

Las primarias y secundarias no están entre los principales centros de transmisión del virus que desarrolla la enfermedad COVID-19, aseguró el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), por lo que urgió a reabrir las escuelas.

Los planteles deberían ser las “últimas en cerrar y las primeras en reabrir”, dijo James Elder, portavoz de la agencia, tras informar que más de 600 millones de niños en el mundo se han visto afectados al no poder acudir a clases.

El organismo de la ONU señaló que las escuelas deberían volver a abrir lo antes posible y su reapertura no debe depender de la vacunación de todos los profesores y alumnos.


En América Latina y el Caribe todavía hay 18 países y territorios donde las escuelas están total o parcialmente cerradas. En tanto, en Asia y el Pacífico las clases presenciales continuaron suspendidas más de 200 días, mientras que en África oriental y meridional cuatro de cada 10 niños no van al colegio.

“Observamos que en toda la región se vuelven a cerrar las escuelas a mitad de curso debido a las recientes oleadas de COVID-19, y se calcula que más de 32 millones de niños están fuera de la escuela debido a los cierres por la pandemia o por no haber regresado una vez que sus escuelas abrieron a principios de este año. Esto se suma a los 37 millones de niños que se calcula que estaban sin escolarizar antes de la pandemia”, dijo.

Elder explicó que la educación y la seguridad han sido reemplazados por la ansiedad, la violencia y los embarazos adolescentes: “Por ejemplo, en Uganda hubo un aumento de más del 20 por ciento en los embarazos entre las jóvenes de 10 a 24 años que buscaban atención prenatal entre marzo del año pasado y este mes de junio”.

La urgencia en reabrir las escuelas se debe a que la educación a distancia no es posible para al menos un tercio de todos los niños en edad escolar.


Por ejemplo, en Asia Oriental y el Pacífico más de 80 millones de niños no tuvieron acceso a la enseñanza a distancia durante el cierre de las escuelas, y en África oriental y meridional los colegios han estado cerrados durante 306 días y el país tiene la menor conectividad de internet en casa con el 0.3 por ciento.

James Elder, también recordó que no hay mejor inversión que la educación, ya que la escolarización aumenta los ingresos de los países un 10 por ciento al año.