Mundo

Merkel: Unión Europea también debe establecer un diálogo con Putin como lo hizo Biden

Los líderes de la UE rechazaron el llamado de Alemania, que fue respaldado únicamente por Francia, lo cual se convirtió en una derrota pública de la canciller.

La canciller alemana, Angela, Merkel dijo este viernes que la Unión Europea (UE) merece y debe establecer conversaciones con el presidente ruso, Vladimir Putin, como hizo su homólogo Biden, durante su reciente encuentro en Ginebra.

“No es suficiente que el presidente estadounidense Joe Biden hable con el presidente ruso, lo cual acojo con gran satisfacción, pero la Unión Europea también debe establecer un formato para las conversaciones”, dijo Merkel a la cámara baja del parlamento de Alemania antes de partir hacia el Capital de la UE.

Sin embargo, los líderes de la Unión Europea rechazaron el llamamiento de Alemania y Francia para mantener conversaciones formales con el presidente ruso Vladimir Putin, lo que le otorgó a Angela Merkel una rara derrota pública en lo que podría ser su última cumbre de la UE como canciller.

La propuesta fue eliminada del comunicado final luego de conversaciones que se prolongaron hasta la madrugada del viernes. Diplomáticos de la UE habían dicho anteriormente que algunos países de Europa del Este estaban dispuestos a vetar el plan, tal era la fuerza de su oposición.

“Hubiera deseado un paso más valiente”, dijo Merkel a los periodistas al salir de la sede de la cumbre en Bruselas. “Se desarrollarán formatos y condiciones para las conversaciones con Rusia. Pero no al nivel de los líderes “.

La UE no ha mantenido conversaciones cumbre con Putin desde la anexión de Crimea, y Merkel argumentó que la UE no puede simplemente subcontratar su relación con Rusia a la Casa Blanca, ya que Biden busca establecer contacto. Su propuesta, que fue respaldada por el presidente Emmanuel Macron de Francia, alarmó a muchos otros líderes que sintieron que los habían tomado por sorpresa.

“El Kremlin no entiende las concesiones gratuitas”, dijo el primer ministro letón Arturs Karins antes de las conversaciones. “El Kremlin entiende la política de poder”.


Los líderes de la UE adoptaron una postura firme y encargaron a la Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque, que estableciera opciones sobre cómo responder a cualquier acción rusa maligna adicional y plantearon la posibilidad de nuevas medidas restrictivas, incluidas sanciones económicas.

“El presidente Putin estaba y sigue interesado en arreglar las relaciones de trabajo entre Moscú y Bruselas”, dijo el viernes a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov. Moscú vio la decisión de no llevar a cabo una cumbre “con pesar” y culpó a la oposición de “los llamados europeos jóvenes: los estados bálticos, Polonia”.

La propuesta alemana también fue criticada públicamente por Mark Rutte de Holanda, quien dijo a los reporteros que no asistiría a ninguna conversación con Putin. Klaus Iohannis de Rumania dijo que es demasiado pronto para hablar sobre una cumbre con Rusia y Kaja Kallas de Estonia dijo que estaba sorprendida de descubrir que el tema estaba incluso en la agenda.

Un diplomático familiarizado con las discusiones afirmó que alrededor de una docena de estados miembros habían señalado que estaban incómodos con la idea en sí o con la forma en que surgió en el último minuto.

Las conclusiones finales sobre Rusia también eliminaron una referencia a la cooperación con Moscú en la lucha contra el crimen organizado, una línea que había sorprendido a algunas delegaciones. En lugar de una cumbre de líderes, la UE acordó “explorar formatos y condicionalidades del diálogo con Rusia”.

Un compromiso que se planteó podría hacer que Charles Michel, quien preside las cumbres de líderes de la UE, mantenga conversaciones cara a cara con Putin junto con Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea.

Merkel y Macron quieren comprometerse con el presidente ruso mientras contienen sus ambiciones, y buscan evitar que los estados miembros individuales se salgan de la línea cuando se trata de la política de Rusia, dijo un funcionario de la UE bajo condición de anonimato.

Las acusaciones de ciberataques respaldados por Rusia, ejecuciones extrajudiciales y el envenenamiento y encarcelamiento del principal disidente Alexey Navalny han avivado las tensiones dentro del bloque de 27 miembros sobre cómo responder al Kremlin.


Con la ayuda de Alberto Nardelli ,Ewa Krukowska ,Andrey Biryukov yJohn Follain*