Mundo

España está a 100 días de la inmunidad de rebaño, dice el presidente Pedro Sánchez

‘Los datos invitan al optimismo. Un tercio de la población adulta ya ha recibido una dosis, y la mitad de ese grupo ha sido completamente vacunado’, dijo en conferencia de prensa.

El presidente de España, Pedro Sánchez, afirmó que su país está a solo 100 días de alcanzar la inmunidad de rebaño ante el COVID-19. Indicó que una vez que se vacune al 70 por ciento de la población, se habrá logrado ese objetivo.

“Estamos a solo 100 días de lograr la inmunidad de grupo, es decir, de lograr el 70 por ciento de la población española vacunada y, por tanto, inmunizada”, indicó durante una visita oficial a Grecia este lunes, de acuerdo con información de El País.

“Los datos invitan al optimismo. Un tercio de la población adulta en España ya ha recibido una dosis, y la mitad de ese grupo ha sido completamente vacunado”, dijo Sánchez durante una rueda de prensa en Grecia.


Asimismo, Pedro Sánchez informó que este lunes España alcanzó la meta de 6 millones de personas completamente vacunadas. “Estamos empezando a superar esta calamidad”, señaló.

Este es el plazo más claro establecido hasta ahora para los españoles, poniendo el objetivo tentador de la inmunidad colectiva a mediados de agosto. Anteriormente, los funcionarios españoles se habían comprometido a alcanzar la meta antes de finales del verano.

La campaña de vacunación de España se ha acelerado en las últimas semanas. El jueves, un récord de 573 mil 014 personas recibieron la dosis.

Sin embargo, los expertos todavía están divididos sobre cuándo la inmunidad colectiva se logra. Al comienzo de la pandemia, los especialistas estimaron que el objetivo de la inmunidad colectiva se alcanzaría una vez que el 60-70 por ciento de la población se hubiera vuelto inmune al COVID-19.

Con variantes más contagiosas, autoridades como Anthony Fauci, el principal asesor médico de la Casa Blanca, ha sugerido que el umbral de inmunidad colectiva ahora puede estar más cerca del 90 por ciento.

Según la última gran encuesta sobre aceptación de vacunas, el 82 por ciento de los residentes españoles están dispuestos a recibir la vacuna de COVID-19. Con solo alrededor de un tercio de la población adulta de España vacunada, el contagio ya ha disminuido en la mayoría de las áreas del país.

Celebraciones improvisadas tomaron las calles en distintos lugares de España desde la medianoche del sábado, cuando expiró el estado de alarma de seis meses para combatir los contagios de coronavirus y se levantaron los toques de queda en muchas regiones.

En Madrid, la policía desalojó a la gente que festejaba en la plaza de la Puerta del Sol, donde las escenas de gente bailando sin mascarilla y cantando en grupo recordaban a la vida nocturna previa a la pandemia.

Adolescentes y adultos jóvenes llenaron también las plazas céntricas y playas de Barcelona con la relajación de las restricciones.

“¡Libertad!”, exclamó Juan Cadavid, quien se reencontró con amigos. “Da un poco de temor por el COVID, pero me quiero sentir así, rodeado de muchas personas”.

Con información de AP.