Mercados

Bolsas en México ‘por fin’ rompen rally negativo de 3 semanas

En la semana, tanto el IPC como el FTSE BIVA ganaron más de 2%.

Los principales indicadores bursátiles de México cerraron con un rendimiento positivo semanal por correcciones del mercado por la fuerte volatilidad que generó el avance de la pandemia ómicron y las expectativas sobre la política monetaria tanto a nivel local como internacional.

Al cierre intradía, el S&P/BMV IPC de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) registró una caída de 0.65 por ciento al cotizar en 50 mil 597.29 puntos, mientras que el FTSE BIVA de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) bajó 0.63 por ciento y cotizó en mil 43.69 unidades.

Al corte semanal, el S&P/BMV IPC y FTSE BIVA registraron incremento de 2.23 y 2.38 por ciento, respectivamente, con lo que rompieron con su racha negativa de tres semanas a la baja.


“Las ganancias en el índice mexicano se dieron como un movimiento correctivo, sin embargo, el IPC continúa operando por debajo de su promedio móvil de 50 días que actualmente se ubica en 51 mil 351 puntos”, mencionaron analistas de Banco Base.

Los principales índices de la Bolsa de Nueva York registraron una tendencia negativa en el cierre de este viernes, ya que el Dow Jones registró una disminución 0.17 por ciento para ubicarse en 34 mil 580.08 unidades, mientras que el S&P 500 bajó 0.84 por ciento, al ubicarse en 4 mil 538.43 unidades y el Nasdaq cayó 1.92 por ciento al quedar en 15 mil 85.47 unidades.

Al corte semanal, el Dow Jones registró su cuarta semana a la baja con 0.91 por ciento, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq ligan su segunda semana con pérdidas con una disminución de 1.22 y 2.62 por ciento, respectivamente.

Crudo con seis semanas a la baja

El precio del WTI registró una caída de 0.18 por ciento para cotizar en un precio de 66.38 dólares por barril, mientras el Brent creció 0.47 por ciento al quedar en un precio de 70 dólares por barril.

Al corte semanal, los precios del WTI y Brent cerraron con disminuciones de 2.6 y 2.2 por ciento, respectivamente, lo que significó su sexta semana a la baja con el que acumulan un pérdida en precio de 20 por ciento.

“A raíz de la reunión de la OPEP sobre producción, muchos comerciantes creen que si ómicron representa un riesgo mayor para la demanda de crudo a corto plazo, eso se resolvería con una respuesta rápida de recortes de producción”, dijo Edward Moya, analista senior de Oanda.