Mercados

Peso no agarra ‘salvavidas’ de Banxico

La moneda mexicana se deprecia 0.12 por ciento al inicio de la sesión, según datos del Banxico.

El peso mostró ligeras variaciones al ‘salvavidas’ lanzado por Banco de México, que decidió subir en 25 puntos base su tasa de interés y espera que legisladores estadounidenses voten un proyecto de ley para evitar el cierre del gobierno.

De acuerdo con datos de Banco de México, la moneda mexicana se depreció 0.25 por ciento y cotiza en 20.64 unidades por dólar, esto en el ámbito interbancario.

El tipo de cambio tocó un mínimo de 20.45 unidades y un máximo de 20.55 pesos por dólar.

En ventanilla bancaria, el dólar se cotiza en 20.80 unidades, según datos de Citibanamex.

El índice Bloomberg, que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de 10 divisas, cae 0.11 por ciento a mil 166 puntos.

Como era ampliamente esperado por el mercado, Banxico recortó su tasa de referencia por tercera ocasión consecutiva en una decisión en la que Gerardo Esquivel optó por mantener la tasa sin cambios. El ente central también señaló que prevé que la inflación cierre el año en 6.2 por ciento.

Por otra parte, la disminución de la aversión al riesgo se debe principalmente a que en Estados Unidos los demócratas y republicanos acordaron votar por separado tanto el límite de la deuda como el financiamiento del gobierno, lo que evitará un cierre parcial de operaciones a partir del nuevo año fiscal el 1 de octubre.

El Senado pasó la propuesta de financiación con una votación bipartidista de 65 a 35. Ahora se espera que la Cámara apruebe la medida y la envíe al presidente Joe Biden para su firma antes de la fecha límite de medianoche.

El gobierno federal se mantendrá abierto hasta el 3 de diciembre bajo la medida aprobada por el senado.

Queda pendiente la aprobación del presupuesto, sobre el que todavía no existe un consenso e incluso hay oposición de algunos senadores demócratas.

Los principales riesgos que han ocasionado debilidad en los mercados financieros desde la semana previa siguen presentes y se espera que influyan sobre el desempeño de los mercados en el cuarto trimestre del año, mencionó Gabriela Siller, directora de análisis económico y financiero de Banco Base.

La expectativa de presiones inflacionarias a nivel global en el contexto de mayores costos de transporte y precios de energéticos, una política monetaria menos flexible en Estados Unidos, que podría iniciar los incrementos a la tasa de interés en la segunda mitad del 2022, así como el riesgo de una mayor desaceleración económica en el cuarto trimestre debido al estancamiento del sector servicios. La pandemia del coronavirus no ha terminado, mientras que los altos costos de energía, altos costos de transporte y escasez de componentes, inhiben el crecimiento de la actividad industrial.

En cuanto a indicadores económicos, en Estados Unidos se publicaron las solicitudes iniciales por desempleo las cuales aumentaron en 11 mil con respecto a la semana anterior, hilando tres semanas consecutivas al alza. Así, las solicitudes iniciales se ubicaron en 362 mil por encima de la expectativa del mercado, señal de que el mercado laboral continúa enfrentando dificultades en su recuperación.

Por otro lado, se publicó la tercera estimación del PIB de Estados Unidos del segundo trimestre, la cual mostró una ligera revisión al alza de 0.1 por ciento, pasando de 6.6 por ciento a 6.7 por ciento a tasa trimestral.