Food and Drink

Europa retira del mercado chocolates Kinder Sorpresa tras casos de salmonelosis

Autoridades sanitarias de Reino Unido exhortaron a los padres de familia verificar que en casa no haya productos de la línea Kinder.

La empresa Ferrero International S.A. retiró de establecimientos de Reino Unido e Irlanda varios lotes de chocolates Kinder Sorpresa tras detectarse varios casos de salmonelosis en diversas ciudades de Europa.

A través de un comunicado, la compañía advirtió a clientes que evitaran el consumo de los ‘huevitos’ Kinder en empaques de tres piezas o, en su defecto, de 20 gramos y cuya fecha de caducidad oscilara entre julio y octubre de 2022.

De acuerdo las autoridades sanitarias de Reino Unido, hasta el momento se han registrado 63 casos de salmonelosis.

En Francia se reportó que de 21 casos de personas infectadas con salmonela, 15 de ellas están relacionadas con el consumo de los chocolates Kinder Sorpresa, según informó el Ministerio del gobierno.

Tras los reportes de casos de salmonela, Ferrero International ofreció disculpas a los consumidores; sin embargo, señaló que los estudios que se han practicado a sus productos no se ha detectado la bacteria.

Asimismo, Tina Potter, directiva de Agencia de Normas Alimentarias del Reino Unido, exhortó a padres de familia que tienen niños pequeños a verificar si en casa aún hay algún producto de la línea Kinder:

“Sabemos que estos productos en particular son populares entre los niños pequeños, especialmente a medida que se acerca la Pascua, por lo que instamos a los padres y tutores de los niños a verificar si algún producto que ya está en su hogar se ve afectado por este retiro”, se lee en el comunicado.


Por su parte, la doctora Lesley Larkin de Seguridad Alimentaria del Reino Unido dijo que el organismo al que pertenece, en conjunto con la Agencia de Normas Alimentarias y la compañía Ferrero, estaban trabajando en conjunto para verificar retirar los productos en cuestión y de esta manera garantizar el menor riesgo posible a la población.

Los síntomas provocados por la salmonela suelen derivar en deshidratación, escalofríos, fatiga, fiebre, pérdida de apetito, diarrea, dolor de cabeza y molestias abdominales.