Entretenimiento

Réplica en hielo de la pirámide de Kukulkán ‘arrasa’ en un festival en China

Este monumento arqueológico fue declarada una de las siete Maravillas del Mundo Moderno.

La imponente zona arqueológica de Chichen Itzá en Yucatán resguarda una de las siete Maravillas del Mundo Moderno: la pirámide de Kukulkán. Su arquitectura única y valor histórico le dio este nombramiento en el año 2007, y dada su importancia ha sido uno de los símbolos más emblemáticos de nuestro país con gran proyección en el extranjero.

La prueba más reciente la ha dado China, en un festival único que, por cierto, rompe cualquier paradigma acerca del entorno donde se ubica esta pirámide.

Festival de Hielo y Nieve

Por inverosímil que parezca, esta pirámide forma parte de un festival anual que se realiza en China llamado Festival de Hielo y Nieve, cuya celebración se ha llevado a cabo desde hace más de 60 años.

La sede de este importante evento es la ciudad de Harbin, una localidad que limita con los territorios siberianos, mundialmente conocidos por el gélido clima. Es por ello que dicha ciudad china resulta ideal para las celebraciones y muestras del festival pues su temperatura puede llegar a los -38°C.

Recientemente se llevó a cabo la inauguración, el pasado 5 de enero; la duración del Festival de Hielo y Nieve finalizará el 5 de febrero.

Pero, ¿qué hace tan especial este evento? Resulta que las instalaciones cuentan con tres parques temáticos:

  • Sun Island International Snow Sculpture Art Expo: Esculturas monumentales de hielo
  • Harbin Ice and Snow World: Donde se llevan a cabo los espectáculos y actividades; ademásd aquí se colocan los edificios de hielo iluminados.
  • Zhaolin Park Ice Lantern Fair: Donde encontrarás linternas de hielo.

Cabe destacar que este es uno de los cuatro festivales temáticos de nieve más importantes del mundo; los tres restantes se celebran en:

  • Sapporo, Japón
  • Noruega
  • Quebec, Canadá francés (durante el carnaval)

La réplica de la pirámide de Kukulkán

Esta imponente pirámide forma parte del Festival de Hielo y Nieve y fue un regalo de la Embajada de China en México con motivo del 50 aniversario de las relaciones diplomáticas entre ambos países.

Y por si este homenaje fuera poco, resulta que la réplica de la pirámide es la primera escultura de hielo temática de un país Latinoamericano presente en el Festival Internacional de Nieve y Hielo.