Empresas

¿Aumentó el ruido en el sur de la CDMX por el rediseño del espacio aéreo? Esto dice SENEAM

Los aviones no deben volar por debajo de 2,000 pies de altura para evitar que se produzca contaminación sonora.

Usuarios en redes sociales han advertido que en la zona sur de la Ciudad de México, así como en sitios como las Lomas de Chapultepec, ha incrementado el “ruido” producido por los aviones que circulan por la zona, y además señalaron que ha sido a partir del anuncio del Gobierno de la implementación del rediseño del espacio aéreo.

Sin embargo, Servicios a la Navegación del Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM) explicó, en exclusiva con El Financiero, que la altura de los aviones en esa esa zona de la Ciudad de México es superior a los 9 mil pies de altura (2.7 kilómetros), por lo que la afectación sonora es casi imperceptible.

Víctor Hernández, director del SENEAM, detalló que, si bien el nuevo rediseño del espacio aéreo produjo que se incrementara el flujo de aeronaves en esa zona, se garantizó que no hubiera un problema de “ruido” producido por los aviones.


Además, Hernández precisó que la normativa aplicable por la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) señala que los aviones no deben volar por debajo de los 2 mil pies de altura (0.6 kilómetros) para evitar que se produzca una contaminación sonora.

“Pasan muy arriba de los 2 mil pies. Los aviones de última generación, prácticamente toda la flota que opera en la Ciudad de México, no hacen ruido”, aseguró Hernández.

El 25 de marzo comenzó a aplicarse el rediseño del espacio aéreo que, ayudado de la Navegación Basada en Performance (PBN), permitió que las rutas aéreas se modificaran para lograr que las aproximaciones y salidas fueran más ordenadas con el objetivo de descongestionar el espacio por donde vuelan los aviones en el centro del país.

Esto ocasionó una redistribución de algunos vuelos que, ahora, aterrizan o despegan en rutas que pasan por el sur de la Ciudad de México.

El director de SENEAM mostró el registro de los vuelos operados el 25 de marzo, en donde se puede apreciar que los aviones pasan por esa zona a una altitud mayor, incluso a los 12 mil pies (3.6 kilómetros).