Empresas

Volkswagen planea cambiar de nombre a 'Voltswagen' en EU

Así es como la empresa automotriz busca iniciar el camino hacia una era eléctrica.

Volkswagen planea cambiar su nombre en Estados Unidos a 'Voltswagen' a medida que cambia su producción cada vez más hacia vehículos eléctricos y trata de distanciarse de un escándalo de emisiones.

Una persona informada sobre el plan dijo que se planea un anuncio formal el martes. La persona no quiso ser identificada porque los planes no se habían hecho públicos.

La compañía había publicado brevemente un comunicado de prensa en su sitio web este lunes anunciando el cambio de marca. Un reportero de USA Today notó el comunicado de prensa antes de que fuera retirado. El documento estaba fechado el 29 de abril.


El lanzamiento se produce cuando VW está tomando reservas para el nuevo SUV eléctrico pequeño ID.4 en EU. Es el único modelo eléctrico nuevo de la compañía que se vende en ese país, aunque hay planes para más, incluida una relanzamiento nostálgico del Microbus de la compañía.

Incluso con el ID.4 completamente a la venta, solo una pequeña fracción de los VW en las carreteras estadounidenses llevarán el nombre de 'Voltswagen'. La gran mayoría de las ventas de vehículos de VW en Estados Unidos. Seguirán siendo impulsadas por gasolina en el futuro cercano y seguirán etiquetadas simplemente como 'VW'.

El fabricante de automóviles alemán vendió poco menos de 326 mil vehículos de la marca VW en Estados Unidos el año pasado.

La persona que fue informada sobre el plan dijo que el nombre Volkswagen Group of America, que también incluye las marcas Audi, Bentley, Bugatti y Lamborghini, no cambiará. Más bien, solo la 'k' en la propia marca Volkswagen se cambiará por una 't'.


Se colocará una insignia exterior con el nombre 'Voltswagen' en los vehículos eléctricos de la compañía, mientras que los vehículos a gasolina seguirán teniendo el 'VW' normal, pero sin el nombre de la marca, dijo la persona.

El comunicado de prensa prematuro dijo que la medida equivalía a una declaración pública de la futura inversión de la compañía en movilidad eléctrica.

"Podríamos estar cambiando nuestra K por una T, pero lo que no estamos cambiando es el compromiso de esta marca de fabricar los mejores vehículos para conductores y personas en todas partes", dijo el CEO de VW of America, Scott Keogh, en el comunicado errante.

Fuera de Estados Unidos, Volkswagen, al igual que algunos otros fabricantes de automóviles, ha ampliado drásticamente su huella de vehículos eléctricos. En Europa, la compañía triplicó sus ventas de vehículos a batería de 45 mil en 2019 a 134 mil en 2020. VW comenzó a vender su nuevo compacto eléctrico ID.3 antes de los nuevos y estrictos límites de emisiones de los automóviles de la Unión Europea.

En Estados Unidos, los vehículos totalmente eléctricos el año pasado representaron menos del 2 por ciento de las ventas de vehículos nuevos. Tesla abrió el camino, con un estimado de 205 mil 600 en ventas en Estados Unidos, según Autodata. General Motors vendió poco menos de 21 mil Chevrolet Bolts, mientras que Nissan vendió un poco más de 9 mil 500 autos eléctricos Leaf.

VW ha estado tratando de reparar su imagen después de que las autoridades estadounidenses descubrieron en 2015 que sus vehículos llamados "diésel limpios" hicieron trampa en las pruebas de emisiones. Los motores diésel activaron los controles de contaminación durante las pruebas en cinta rodante de la Agencia de Protección Ambiental y luego los apagaron en carreteras reales.

Volkswagen en 2017 se declaró culpable y acordó pagar 4.3 mil millones de dólares en multas civiles y penales en EU. Además de miles de millones más para recomprar autos. Dos personas fueron enviadas a prisión.

Te puede interesar:

Tesla le hace 'ojitos' al bitcoin: ahora podrás comprar sus coches con la criptomoneda