Banca de desarrollo relega al crédito por compra de valores
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Banca de desarrollo relega al crédito por compra de valores

COMPARTIR

···
Economía

Banca de desarrollo relega al crédito por compra de valores

28/02/2013
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

 
Esteban Rojas H
 
En los últimos años, la banca de desarrollo presentó una preocupante inclinación por las inversiones en valores, lo que ha derivado en una menor disponibilidad de recursos orientados al otorgamiento del financiamiento a las actividades de las empresas y de las personas, así como en el apoyo a proyectos de infraestructura en los diversos ordenes de gobierno.
 
De acuerdo a cifras publicadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, durante el periodo comprendido entre 2008 y 2012, las inversiones en valores de la banca de desarrollo registraron una tasa de crecimiento del 421.3%, en tanto que su cartera de crédito vigente lo hizo en solamente 82.3%.
 
Al cierre del 2012, se presentó una moderada corrección en la tendencia de los últimos años, al ascender la cartera de crédito vigente de la banca de desarrollo a 457,080 millones de pesos, marginalmente por arriba de las inversiones en valores por un monto de 451,370 millones, lo que implicó una relación de la cartera a inversiones de 1.01 veces, mejor al 0.84 reportado en el  2011.
 
El mejor balance registrado en el año pasado, está lejos de representar todavía un cambio de tendencia que permita alcanzar los niveles previos a la crisis económica mundial, desatada en el 2008. En el 2007, la relación de la cartera vigente a inversión en valores representó 2.90 veces. En tanto que se observo un máximo de 4.24 en el 2005.
 
Es particularmente notorio que la banca de desarrollo experimentó una mayor velocidad en el crecimiento de las inversiones en valores que, incluso, superó a las realizadas por la banca comercial.
 
En el periodo 2008-2012, la banca comercial experimentó una tasa de crecimiento de solamente 5.6% en sus inversiones en valores, lo que contrasta con el 421.3% de la banca de desarrollo.
 
El diferente dinamismo ha llevado a que el indicador de la cartera vigente a inversiones en valores de la banca comercial fuera al cierre del 2012 de 1.64 veces, mejor que el 1.01 de la banca de desarrollo. Esta situación se ha invertido, dado que tradicionalmente, sobre todo antes de la crisis inmobiliaria en el mundo, la banca de desarrollo superaba ampliamente a la comercial en dicho indicador.
 
Dentro de las instituciones que componen a la banca de desarrollo, existen amplios contrastes. Mientras que Nafin, la principal institución de este tipo por sus activos, presentó una relación de cartera de crédito total a inversiones en valores de solamente 0.56 veces, en Banobras ascendió a 2.40 veces. En tanto que en Bancomex , Sociedad Hipotecaria Federal y Banjército fueron de 0.69, 1.40 y 1.34, respectivamente.
 
La política rentista de la banca de desarrollo, consistente en privilegiar la inversión en valores por encima del otorgamiento del crédito, se debe de modificar para poder cumplir más eficientemente con sus objetivos e incrementar su papel como palanca del crecimiento económico.