Economía

Sector privado confía en que Ley de Outsourcing quede dentro de lo acordado con el gobierno

El sector privado, los representantes sindicales y las autoridades del gobierno federal acordaron la prohibición de la subcontratación de personal.

Se espera que la ley de subcontratación que aprueben los senadores vaya en línea con lo acordado entre el gobierno, empresarios y trabajadores, tal como la dejaron los diputados y que su entrada en vigor sea a partir de septiembre, dijo José Medina Mora, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), aunque reconoció podría haber modificaciones, pero en general la expectativa es que sea aprobada antes de que termine el mes.

“Estaremos atentos a lo que ahora aprueben en la cámara de Senadores, la expectativa es que vaya en línea con lo que se aprobó en el acuerdo, sin embargo, tienen la libertad los senadores de aprobar algo diferente, estaremos pendientes para que esto que hemos llegado a un acuerdo efectivamente se contemple en la ley que finalmente sea aprobada y publicada en este mismo periodo de sesiones al terminar el mes de abril”, dijo.

“Lo aprobado por los diputados estuvo dentro del acuerdo tripartita alcanzado luego de tres meses de intensas negociaciones y aunque había dudas sobre la fecha de aplicación desde el punto de vista fiscal, una vez que el SAT pretendía su entrada en vigor a partir de mayo, “la aprobación que se dio en la Cámara de Diputados aprobó lo que se había acordado por las tres partes, gobierno federal, trabajadores y los organismos empresariales”, comentó el presidente del sindicato patronal en una entrevista para el Heraldo Noticia.


Los diputados respetaron los acuerdos alcanzados por el sector obrero, patronal y gobierno y sólo agregaron la obligación del sector público, del gobierno federal, el tener este esquema de la subcontratación a partir del 1 de enero del 2022 comentó.

Al integrar las preocupaciones de cada sector en la iniciativa presentada por el presidente Andrés Manuel López Obrador en noviembre de 2020, el sector privado, los representantes sindicales y las autoridades del gobierno federal acordaron la prohibición de la subcontratación de personal, la regulación de la subcontratación de servicios especializados distintos del objeto social y de la actividad económica preponderante de la empresa contratante, el registro ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) y la inscripción al padrón público de las empresas de subcontratación de servicios y obras especializados, la responsabilidad solidaria en caso de incumplimiento, y el otorgamiento de un plazo de tres meses para que los trabajadores subcontratados se incorporen a las empresas.

Adicionalmente, se acordó sobre el reparto de utilidades para evitar principalmente posibles distorsiones en empresas de uso intensivo de capital, creando dos modalidades para el cálculo del reparto que será con un límite de tres meses de salario o el promedio de la participación recibida en los últimos tres años.

“El haber transitado de una iniciativa en la que se planteaba una eliminación total de la subcontratación, a la regularización de esta figura, creemos que es un índice muy importante en avances de temas laborales”, dijo Enrique Octavio García Méndez, Vicepresidente de Asuntos Laborales de Concanaco Servytur.


Ante advertencias en algunos foros de que esa regularización de la subcontratación podría llevar al desempleo o a la informalidad, destacó que la prioridad de la Concanaco Servytur es crear más empleos.

“Sabemos que necesitamos 1 millón 200 mil nuevos empleos lo cual hace que sea una actividad importante y un poco difícil de conseguir, pero se puede lograr con el acuerdo de los tres sectores”, dijo en un mensaje publicado en la red social de Twitter.

A través de la vicepresidencia de Asuntos Laborales de la confederación que representa al sector comercio, servicios y turismo, hizo un llamado a las empresas afiliadas para acercarse a tener asesoría y apoyo necesarios para la transición de sus trabajadores al nuevo esquema laboral.