Economía

Estas son las razones del Banxico para frenar 'otra vez' recortes a tasa de interés

La Junta de Gobierno decidió, por unanimidad, mantener el referencial en 4% en su última reunión.

El Banco de México puso un nuevo ‘freno’ a los recortes a la tasa de interés en su última reunión de política monetaria de marzo pasado.

La institución dejó el referencial en 4 por ciento, en un contexto en el que la inflación general y subyacente se mostraron ligeramente por arriba del pronóstico del último informe trimestral.

¿Qué argumentos expusieron los integrantes de la Junta de Gobierno para pausar otra vez los recortes?

*Algunos de los integrantes coincidieron en que el aumento de la inflación general anual (que en la primera quincena de marzo había llegado a 4.12 por ciento) resultó mayor de lo esperado.

*Uno de los miembros de la Junta de Gobierno detalló que los bienes y servicios más susceptibles a presiones de los precios de los energéticos y al tipo de cambio son los que más están aumentando.

*Otro de los integrantes comentó que la pandemia ha implicado cambios de precios relativos, con presiones al alza sobre la inflación de las mercancías y a la baja en la de los servicios.

*Uno de los miembros de la Junta de Gobierno subrayó que si bien la inflación en la primera quincena de marzo se situó por encima del intervalo establecido por el Banco de México, esto no debe interpretarse como un aumento generalizado de los precios.

*El gobernador y las y los subgobernadores mencionaron que se prevé un aumento de la inflación general en los próximos meses. La mayoría señaló que esta resentirá transitoriamente los efectos aritméticos asociados a la reducción en los precios de los energéticos del año pasado.

*Agregaron que se sigue estimando que las inflaciones general y subyacente converjan a la meta de 3 por ciento a partir el segundo trimestre de 2022.

*Algunos integrantes de la Junta de Gobierno apuntaron que se prevén mayores aumentos en los precios de los energéticos por la reactivación económica global.

*La mayoría de los integrantes destacaron episodios de depreciación cambiaria como uno de los riesgos al alza para la inflación, mientras que algunos añadieron a ese factor de peligro mayores presiones en las referencias de los precios de los energéticos.

*Por ello, los integrantes de la Junta de Gobierno enfatizaron que “la política monetaria debe procurar que las expectativas de inflación se mantengan ancladas, así como la tendencia decreciente de las inflaciones general y subyacente”.