Deportes

El día que la Selección de España llevó la Copa del Mundo a la Virgen de Guadalupe

El combinado español no perdió la oportunidad de estar en nuestro país y visitar la Basílica.

Una de las mayores historias del futbol mundial con nuestro territorio nacional y, también, con una de las representaciones más importantes de los mexicanos como los es la Virgen de Guadalupe, fue aquella vez que la Selección de España viajó a la Ciudad de México para aprovechar y agradecerle a la ‘morenita’ el milagro de hacerlos campeones del mundo.

En aquella ocasión el combinado español se enfrentó en la gran final del certamen mundialista de Sudáfrica 2010 a Holanda, duelo que culminó a favor de La Roja por marcador de 1-0, gracias a la única anotación del futbolista Andrés Iniesta.

Acompañados del entonces presidente de la Real Federación Español de Futbol (RFEF), Ángel María Villar, acudieron para escuchar la misa en la Basílica, en el norte de la capital, mientras España se encuentraba entrenando en el Estadio Azteca, previo al duelo amistoso ante México, mismo que se conmemoró el 200 aniversario de la Independencia.

La copa del mundo fue colocada ante la imagen de la Virgen de Guadalupe, misma que duró desde el principio hasta el final de la misa, pues, a aparte del encuentro en el coloso de Santa Úrsula, varios de los elementos europeos contaban con la fe de la Virgen mexicana y, también, tras la promesa de Villar Llona.