Deportes

El 90% de los jugadores en la Bundesliga ya tiene vacuna ante el Covid-19

La DFL se basa en información proporcionada voluntariamente por los clubes.

La liga alemana de futbol (DFL) informó que más del 90% de los jugadores, técnicos y personal de los 36 clubes de la Bundesliga y la segunda división se han vacunado contra el coronavirus.

La DFL dijo que la cifra se basa en información proporcionada voluntariamente por los clubes y que no cuenta con un datos específicos sobre individuos, ya sea si han recibido una o dos dos dosis, o el fabricante de la vacuna recibida.

El ente rector de las dos principales divisiones del futbol alemán subrayó que recomienda vacunarse contra el coronavirus para todos los involucrados en la actividad.


“La DFL ha planteado esto con claridad en reiteradas ocasiones y ha iniciado campañas para llamar la atención sobre la importancia de las vacunas en la lucha contra el coronavirus”, dijo la DFL.

Una polémica se desató en Alemania luego que Joshua Kimmich, lateral derecho del Bayern Múnich y la selección alemana, se expresó ambivalente a vacunarse al temer por los efectos a largo plazo de las vacunas.

Los expertos advierten que el riesgo de contraer COVID-19 excede cualquier tipo de secuela por la vacuna. El portavoz del gobierno alemán, Steffen Siebert y otros más, recomendaron a Kimmich que se informe sobre sus dudas y “entonces quizás pueda decidirse a favor de la vacunación”.

Después de prohibirse la presencia de público durante casi toda la pasada temporada, los aficionados han vuelto a las gradas durante el actual campeonato.

La mayoría de los clubes aplican tres criterios para el ingreso de espectadores, estar vacunados contra el COVID-19, haberse recuperado de la enfermedad o mostrar una prueba de diagnóstico con resultado negativo.

Pero apenas unos cuantos solo permiten la presencia de aficionados vacunados o que se han recuperado. El mismo criterio no aplica a los jugadores.

La DFL sostiene que el requisito socavaría los derechos de los futbolistas y que el reglamento no cuenta con una disposición que haría obligatoria la inoculación de los empleados.

“Incluso para grupos profesionales que trabajan en funciones sanitarias (como hospitales o en instalaciones de cuidado médico), se ha negado expresamente la obligación de vacunación contra el coronavirus”, dijo la DFL.